Empeoran perspectivas

El coronavirus ya hace temblar al PIB de Japón, los tigres asiáticos y de Tailandia

Japón, Singapur y Tailandia, los últimos países en reducir sus estimaciones de crecimiento para este año por el impacto de la neumonía de Wuhan

Temor en Asia al efecto económico del coronavirus
Temor en Asia al efecto económico del coronavirus / Pixabay

Las principales economías asiáticas ya han hecho saltar la voz de alarma sobre el impacto que el coronavirus originado en la ciudad china de Wuhan puede tener sobre su crecimiento este año. Los últimos países en sumarse a estas advertencias han sido Japón, la tercera economía por tamaño a nivel mundial, así como Singapur y Tailandia. Las autoridades y bancos centrales del área han empezado a mover ficha para tratar de contener ese enfriamiento. El propio Banco Popular de China ha anunciado esta mañana un macropaquete de estímulo con recorte de tipos de medio plazo e inyección millonaria de por medio. El virus llega en un momento difícil, cuando los coletazos de la guerra comercial y las peores perspectivas a nivel mundial han impactado ya en el avance asiático a lo largo del último año.  

En el caso de Japón la debilidad es más evidente. Tal y como han confirmado hoy desde la Oficina del Gabinete de Tokio, su economía se contrajo un 6,3 por ciento interanual en el último trimestre de 2019, en lo que supone su peor revés en seis años. Esta caída del PIB responde al hundimiento del consumo doméstico por la subida del IVA en el país, una medida que el Ejecutivo de Shinzo Abe decretó para frenar el endeudamiento creciente del país ante la presión que el envejecimiento de su población ejerce sobre sus sistemas públicos de salud y pensiones.

Ahora y en mitad del brote de COVID-19 en China, su ministro de Economía, Yasutoshi Nishimura, reconoce que se "mantendrá vigilante por el impacto del coronavirus en la economía doméstica y en el exterior" y reconoce que el PIB podría resentirse en este primer trimestre. Toyota y Nissan, los dos mayores fabricantes de vehículos del país y gigantes a nivel mundial, han tenido que suspender temporalmente o reducir las operaciones de sus plantas chinas, pero también en las japonesas ante la falta de componentes. Además se teme por el impacto en el turismo, sobre todo porque entre otras cosas China es el principal emisor de viajeros a Japón.

El impacto en el turismo y suministros de los tigres asiáticos

La interrelación económica de toda el área, sobre todo en lo que a la cadena de suministro se refiere, ha llevado también a mover ficha a los conocidos como 'tigres asiáticos': Singapur, Taiwán, Corea del Sur y Hong Kong. De hecho, las autoridades de Singapur han recortado este lunes su previsión de crecimiento económico para este año al entorno del 0,5%, un nivel raquítico que estaría por debajo del avance de 2019 -que ya fue el más moderado de la última década-. Su Ministerio de Comercio e Industria se ha visto obligado a modificar sus perspectivas a la baja en apenas dos meses.

"Los acontecimientos en China tendrán repercusiones en las economías regionales, incluidas las economías de ASEAN (Asociación de Naciones del Sudeste de Asia), por la menor salida de turistas y demanda de importaciones de China así como por las interrupciones en las cadenas de suministro", ha asegurado a través de un comunicado.

el dato

El yuan se deprecia tras la actuación del Banco Central

El macropaquete de estímulos aprobado por el Banco Popular de China para tratar de atajar los efectos del coronavirus en la economía del gigante asiático ha tenido un efecto inmediato sobre la cotización del yuan, que se deprecia hasta llegar a rozar en las últimas horas las 7 unidades en su cruce frente al dólar. 

Taiwán, una pieza clave en el puzle del suministro mundial de productos electrónicos y que tiene además en Pekín a su principal socio comercial, ya redujo la semana pasada sus perspectivas para este año. En concreto, prevén que la neumonía reduzca a un rango de entre el 0,35 y el 0,5% el avance del PIB este año si la epidemia se mantiene hasta abril. Aunque la isla apenas ha registrado casos del virus (no llegan a la veintena y no ha habido fallecimientos) ha suspendido buena parte de los vínculos de viajes y turismo con China.

El gobierno de Taipéi ha aprobado además un paquete de 14,23 millones de dólares (13,12 millones de euros) para esta industria, que aporta un 2% a su PIB, y para la del transporte, incluyendo además rebajas de impuestos, subsidios y se plantea incluso dar cupones a la población para gastar en los mercados nocturnos y grandes almacenes.  El primer ministro de Taiwán, Su Tseng-chang, aseguró que esta crisis sanitaria es un buen recordatorio de por qué el país "no debería poner todos sus huevos en una sola cesta", en relación a la dependencia económica de China que ha estado tratando de reducir.

Para la Región Administrativa Especial de Hong Kong, el impacto económico puede ser aún mayor, tanto que sus autoridades ya han advertido de que prevén registrar el mayor déficit presupuestario a causa del 'tsunami' del coronavirus, que se suma a meses de protestas en la ciudad que ya han hecho mella en su economía. Mientras, en Corea del Sur, donde su Ministerio de Finanzas ve datos positivos en la confianza de los consumidores y otros indicadores económicos, temen que la enfermedad pueda debilitar la recuperación.

Tailandia tampoco se escapa

Por último y en el caso de Tailandia, el Consejo Nacional de Desarrollo Económico y Social ha rebajado sus perspectivas de crecimiento a un rango entre el 1,5 y el 2,5%, por debajo del 2,7 al 3,7% que había previsto inicialmente a causa del impacto esperado de la enfermedad sobre el turismo, su principal fuente de ingresos. Ya el año pasado el país registró su menor avance en cinco años, con un ritmo de crecimiento del 2,4%. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING