Sube un 6,8% desde mínimos

El euro se aproxima a su máximo anual con el apoyo del BCE y las desescaladas

La divisa europea llegó a hundirse cerca del 7% en apenas nueve sesiones desde los máximos intradía que tocó el 9 de marzo en 1,1449

Fotografía de monedas y billetes de euro.
El euro se aproxima a su máximo anual con el apoyo del BCE y las desescaladas.
Canva.

La decisión del Banco Central Europeo (BCE) de ampliar su programa de compras de emergencia antipandemia (conocido como PEPP) en otros 600.000 millones de euros hasta los 1,35 billones y el avance en la desescalada en las principales economías de la zona euro permite a la divisa común situarse cada vez más cerca de sus máximos anuales. El euro cotiza en 1,1379 'billetes verdes', cada vez mas cerca de los 1,1449 dólares que llegó a marcar el pasado 9 de marzo. Desde entonces ha llovido mucho.

La divisa europea registra un 'rally' del 6,8% desde los mínimos que alcanzó el pasado 19 de marzo en 1,0657 dólares, su nivel más bajo desde el año 2017. Lo hizo después de hundirse un 7% en apenas nueve sesiones, cuando la pandemia empezó a mostrar su peor cara y las principales economías europeas tuvieron que aplicar severos confinamientos para poder atajar su avance, paralizando prácticamente por completo la actividad. El dólar actuaba entonces como activo refugio ante el elevado grado de incertidumbre a nivel mundial.  

La reapertura paulatina está permitiendo a la economía del área del euro reactivarse poco a poco, si bien las perspectivas para el conjunto del ejercicio siguen siendo muy negativas. La propia presidenta del BCE, Christine Lagarde, advertía tras la reunión del consejo de gobierno de la entidad de que, en el peor de los escenarios, la economía del área podría contraerse un 12,6% este año y situar su recuperación en el 3,3% el próximo ejercicio. Esta perspectiva incluye el impacto de una hipotética segunda oleada de contagios por Covid-19. En el mejor de los casos, la caída del PIB sería del 5,9% este año, con un rebote del 5,8% el que viene. 

Perspectivas rodeadas de incertidumbre

Andrés Aragoneses, analista de Singular Bank, apunta además al nuevo paquete de estímulo de 130.000 millones de euros anunciado por Alemania (que incluye rebaja del IVA, un cheque por hijo y una rebaja del recibo de la luz, entre otras medidas) como otra de las claves que explica el tirón experimentado por el euro. Desde el bróker Monex Europe inciden en que el margen de apreciación de la divisa "es notablemente amplio" en la medida en que las señales del BCE sean las apropiadas.

"En el incierto entorno económico y de mercado actual, es probable que el dólar estadounidense inicie una tendencia de movimientos laterales. Las condiciones para un debilitamiento sostenido del dólar incluyen una estabilización de la economía mundial, con una relativa debilidad simultánea de los datos económicos de EEUU, así como una creciente voluntad de asumir riesgos, lo que conduce hacia nuevas alternativas de inversión fuera del área del dólar", apuntan desde la gestora Allianz Global Investors.

El hecho de que el euro se fortalezca tendría en principio un efecto negativo sobre los gigantes exportadores del área, como Alemania, cuya economía depende en buena medida del comercio exterior y tendría un impacto positivo a la hora de importar productos como el petróleo -en el caso por ejemplo de países como España que son muy dependientes en términos energéticos-, si bien este efecto se vería algo más diluido por la crisis en torno al 'oro negro' que mantiene su cotización en el entorno de los 40 dólares en el caso del barril de Brent, referencia en Europa.    

Mostrar comentarios