Toca los 86 dólares

El petróleo suma y sigue: toca máximos de siete años a golpe de recuperación

El alza del crudo impulsa el precio del gas natural a nuevos máximos, en plena negativa de los grandes productores que integran la OPEP+ a acelerar por el momento su bombeo.

¿Petróleo a 100 dólares? La demanda de 'oro negro' crecerá a un ritmo récord
El petróleo suma y sigue: toca máximos de siete años a golpe de recuperación
Canva

Suma y sigue del precio del petróleo a golpe de recuperación económica. El barril de Brent, el crudo de referencia en Europa, ha llegado a tocar en las últimas horas los 86 dólares, un nivel en el que no se movía desde 2014. El avance se extiende al crudo estadounidense West Texas Intermediate (WTI), que se anota más del 1% y supera los 82 dólares.

El alza del petróleo impulsa el precio del gas natural a nuevos máximos, lo que a su vez también repercute en una subida de precios del 'oro negro' ante la negativa de los grandes productores que integran la OPEP+ (los países productores del cártel y socios como Rusia o México) a acelerar por el momento su bombeo.

La recuperación económica mundial está impulsando la demanda energética. La cautela en relación con el suministro de la OPEP, combinada con la inversión insuficiente en la industria, está experimentando una reducción de la oferta, apuntan desde el bróker eToro. "La actividad de perforación de Estados Unidos es un 75% menor que en 2014, la última vez que el petróleo estaba a 80 dólares el barril", apunta Ben Laidler, estratega de mercados globales de la firma.

La subida del petróleo se ha visto reforzada en los últimos días ante la publicación de los datos de inventarios que reflejan que las reservas de petróleo de los países más desarrollados -los de la OCDE- han caído a su nivel más bajo desde 2015. Al mismo tiempo, la AIE (Agencia Internacional de la Energía) estima que la crisis energética va a provocar un aumento de la demanda de petróleo de 500.000 barriles diarios en los próximos meses.

La demanda de petróleo, en general, se mantiene a flote, ya que el mundo occidental y China han vuelto a los niveles anteriores a la crisis. "Los suministros son políticamente ajustados, no estructuralmente, ya que las naciones petroleras se aferran a un levantamiento gradual de sus límites de producción", añaden desde el banco privado suizo Julius Baer.

Mostrar comentarios