No tendría potencial en bolsa

Credit Suisse hunde a Inditex a mínimos de 2015 al alertar de la subida del SMI

La compañía podría verse obligada a aumentar sus sueldos con cierta prima para "desalentar la deserción laboral e incentivar la lealtad". 

INDITEX
Credit Suisse hunde a Inditex a mínimos de 2015 al alertar de la subida del SMI

A Inditex le crecen los enanos y los bajistas celebran todo este escenario de incertidumbre para la compañía fundada por Amancio Ortega. La compañía de mayor tamaño de España acumula un desplome de casi el 20% y este jueves ha liderado (junto a Dia y Siemens Gamesa) el correctivo del Ibex 35 al hundirse un 5,07%, hasta los 22,66 euros por acción, su nivel más bajo desde comienzos de 2015, tras un informe de Credit Suisse que no deja muy bien parada a la firma española. 

El banco suizo ha metido un 'tijeretazo' al precio objetivo Inditex, al recortarlo desde los 24 hasta los 21 euros, es decir, le aplica una rebaja del 12,5% y le deja sin recorrido alcista al cotizar por encima de dicho nivel. Esta revisión, que recomienda 'infraponderar' (reducir peso en cartera), se produce debido a una desaceleración de su crecimiento a raíz de los resultados del tercer trimestre, lo que ha provocado una rebaja del 2,3% en su previsión de beneficios al ser las perspectivas para el cuarto trimestre inciertas . Esta tendencia, además, podría agudizarse ya que la entidad alerta del impacto que podría tener la decisión del Gobierno de aumentar un 22% el salario mínimo interprofesional (SMI) para 2019, lo que "añadirá presión salarial en Inditex" al contar con un 28% de su personal en España. 

La subida del salario mínimo, que será ratificada este viernes, tendrá un impacto en Inditex, a pesar de que la compañía declara que paga por encima de dicho sueldo. El motivo, según aduce el banco suizo, es que "estaríamos sorprendidos si todo su personal de almacén y tienda está un 22% por encima del SMI". Además, alerta que en el caso de Reino Unido la mayoría de minoristas se vieron obligados a aumentar los salarios con una prima para desalentar la deserción laboral e incentivar la lealtad. 

Otro efecto es que la subida del salario mínimo provocará una presión en los costes para los fabricantes nacionales y sus proveedores de servicios, particularmente en el sector del transporte. Por tanto, "sus márgenes continuarán disminuyendo modestamente en los próximos años, a diferencia del consenso que esperaba que los márgenes comenzaran a recuperarse". 

El panorama general no es muy positivo para Inditex. La compañía del Ibex cuenta con seis años consecutivos en los que su margen ebit (rentabilidad en función a su beneficio antes de intereses e impuestos) disminuye y la tendencia es que continúe. Además, todo su crecimiento está impulsado por su negocio online, algo que se aprecia en muchas compañías del sector. 

El próximo curso será exigente para Inditex. Los expertos del banco destacan que dada la mala temporada, sobre todo en Europa, todos los minoristas tendrán que "trabajar duro para limpiar el inventario el próximo curso". Además, el crecimiento de sus beneficios se ha reducido en un 7,5% anual en el último lustro y se espera que caiga al 4,7% para los próximos cinco años. 

El escenario no es del todo negativo para Inditex respecto a sus rivales. Credit Suisse destaca que la compañía española "es la mejor de su clase" y tiene gran capacidad para generar efectivo, aunque el mercado es cada vez más maduro y no se espera ninguna flexibilización en la presión competitiva. 

Con toda esta visión, la recomendación no es positiva ya que "los títulos están caros respecto a sus tasas de crecimiento esperadas y en relación con sus rivales en el comercio minorista". Además, se unen riesgos al alza como un sustancial debilitamiento del euro frente al dólar o un retorno de capital acelerado. 

Sergio Ávila, analista de IG, ha señalado en referencia a la cotización de Inditex que "podría perder el soporte de los 23,38 euros, lo cual, de confirmarse al cierre, ampliaría las probabilidades de mayores caídas con objetivo el entorno de los 20 euros por acción, perdiendo el soporte en gráfico semanal en caso de cerrar mañana por debajo". Además, el momento de la compañía no es el óptimo en el parqué ya que "se encuentra a una distancia del 30,91% por debajo del máximo de 52 semanas, que fue se sitúa ahora en los 30,30 euros, mientras que se situaba un 0,62% por encima mínimo de las últimas 52 semanas que se generó en los 23 euros". 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios