Ante la Junta de Accionistas 

Fridman fía a Guillermo de la Dehesa su última baza para seducir a la banca en Dia

El fondo del multimillonario ruso maniobra para intentar un acercamiento de última hora con los bancos acreedores de la cadena.

Guillermo de la Dehesa impartirá la lección inaugural XXV Congreso Internacional de Economía Aplicada
Fridman fía a Guillermo de la Dehesa su última baza para seducir a la banca en Dia. / L. I.

Letterone (L1), el fondo de Mijaíl Fridman que controla el 29% del capital de Dia, se presenta ante la Junta de Accionistas de este miércoles en posición de ventaja para sacar adelante sus propuestas y tumbar las del consejo de administración de la compañía. Pero el 'insurgente' accionista de la empresa de supermercados quiere explorar todas las vías posibles para evitar una guerra de incierto final y ha optado por elegir a Guillermo De la Dehesa, exresponsable de Goldman Sachs en Españaconsejero de Santander, para que interceda con los bancos.

Fridman, siempre que salga vencedor de la junta, aspira a acercar posturas y tender puentes con unos bancos que, hasta el último momento, se han mostrado partidarios de los postulados del consejo. No en vano, este martes pactaron la refinanciación de su deuda hasta 2023 para armar así la viabilidad de la empresa. Por ello, según indican a La Información fuentes conocedoras de las conversaciones, Fridman quiere hacer suyo este compromiso de refinanciación y construir una nueva vía de diálogo. 

Cambio de rumbo

La guerra estaba servida hasta hace unas horas. Sin embargo, el salvoconducto de la banca acreedora al equipo directivo que lidera Borja de la Cierva se alinea con los objetivos principales de Letterone: refinanciar los préstamos sindicados y alargar los vencimientos de los bonos, siempre que se haga con la mayoría. Más aún cuando este mes de julio le vencen a Dia bonos por un valor superior a los 300 millones de euros. Para afrontarlos, a la compañía le urge cerrar la ampliación de capital a la que aspira, sean los 500 millones que propone el inversor ruso o los 600 millones que ha pactado el consejo de administración.

El fondo de Fridman, sin embargo, ha fallado en su diálogo con los bancos hasta la fecha y busca ahora emprender conversaciones de alto nivel. La elección de De la Dehesa como relator e intermediario de estas conversaciones no es casual, ya que el veterano banquero de 77 años ha sido el hombre fuerte en España de Goldman Sachs, el banco que ha venido asesorando a Stephan Ducharme, consejero delegado de L1.

Hay un tercer nexo: Michael Casey, jefe de inversiones del fondo y especialista en fusiones y adquisiciones en el sector retail. También exGoldman Sachs, hasta 2017, es un 'viejo' conocido de Fridman porque, desde el banco de inversión, asesoró a otro cliente en la venta de Holland & Barrett a Letterone por 1.800 millones.

Un hombre del Santander

Sin embargo, el que fuera secretario de Estado de Economía bajo el Gobierno de Felipe González (con Carlos Solchaga como ministro), también tiene otra vinculación profesional que le convierte en una de las figuras de referencia del sector financiero. De la Dehesa forma parte del consejo de administración de Banco Santander, es su actual vicepresidente tercero y uno de los 'sabios' más respetados por la cúpula del banco desde 2002.

Y es un peso pesado en el mundo empresarial. De la Dehesa también es vicepresidente no ejecutivo de Amadeus, presidente honorario del Centre for Economic Policy Research (CEPR) de Londres, miembro del Group of Thirty de Washington; y presidente del consejo rector de IE Business School.

Su participación en la operación de Dia puede ayudar a desatascar los planes alternativos (consejo y L1) para Dia, que lejos de solucionar el futuro de la empresa se han convertido en un problema ante la junta de este miércoles. Además, el grupo de supermercados, si sale adelante la propuesta de Fridman, requerirá una nueva figura en la presidencia, que dé garantías a los inversores.

La entidad que preside Ana Botín vuelve a ser, como en otros procesos de refinanciación, la voz cantante del 'pool' bancario que financia Dia y que arrancado el compromiso de refinanciar a la compañía si se consiguen una serie de hitos financieros. Entre ellos se encuentra que salga adelante la ampliación de capital que impulsa Morgan Stanley (y el consejo) por 600 millones de euros, que se vendan Clarel y Dia Maxi antes de 2021 o que el Ebitda (resultado bruto de explotación) supere los 174 millones de euros anuales. Adicionalmente, los bancos exigen crear una nueva sociedad, participada por Dia, a la que se traspasen supermercados representativos del 60% del Ebitda. Al final, pase lo que pase en la junta, Dia y bancos tendrán que ir de la mano.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios