Es casi el 1% de su capital

Dia se juega seis millones de acciones a través de un 'equity swap' con Santander

La compañía de supermercados asume que no existen "restricciones" para la venta de las acciones al vencimiento de ese instrumento financiero.

Exterior de un establecimiento de Dia
Dia asume que puede vender las acciones vinculadas al 'equity swap' en manos de Santander. / Dia

El grupo de supermercados Dia está inmerso en su propia reestructuración de negocio y replanteándose el esquema actual de deuda bancaria. Y, al mismo tiempo, tiene que seguir haciendo frente a los vencimientos de los instrumentos financieros que tiene en marcha. Uno de los próximos movimientos llegará en diciembre.

El 21 del próximo mes vence el contrato de 'equity swap' que la compañía dirigida por Antonio Coto mantiene con Banco Santander. En total, seis millones de acciones, con un importe nominal de 34,2 millones de euros, según recoge el informe anual de Dia. El contrato, de un año de duración, marcaba un tipo de interés variable, pero ni la entidad financiera, ni la empresa de distribución dan más detalles sobre las condiciones concretas de ese instrumento financiero.

Dia sí explica en su informe anual que la liquidación del contrato del 'equity swap' será física y que la compañía se compromete a recomprar las acciones al vencimiento. Y matiza que esos títulos no tienen que quedar necesariamente en sus manos. En concreto, indica que no hay "restricciones a la transmisibilidad de esas acciones".

El vencimiento del instrumento financiero no tendría más relevancia si no coincidiera en el tiempo con la toma de control de Dia por Mikhail Fridman. El magnate ruso está en el límite de tener que lanzar una oferta de compra, una opa, para hacerse con la mayoría del capital de la compañía. Actualmente, llega al 29,001%. Si llega al 30% tendrá que lanzar su oferta. Es el movimiento que espera el mercado desde hace meses y el porcentaje de acciones que implica el 'equity swap' coincidiría, casualmente, con esa exigencia.

Aumento de deuda

Dia reconoce que su deuda neta se ha incrementado considerablemente en los últimos meses. Al cierre de septiembre se sitúa en 1.422 millones de euros. Son 281 millones de euros más que en la misma fecha del año anterior pero, también, es casi un 60% más que la que tenía al concluir el ejercicio 2017.

Para la compañía el repunte de deuda es relevante porque se queda en una relación de 3,1 veces su resultado bruto (Ebitda) ajustado, cuando al finalizar el último ejercicio fiscal se situaba en 1,6 veces. Si en los próximos meses el pasivo llega al ratio 3,5 veces empezarán a saltar los 'covenants' (garantías) que Dia pactó con la banca.

"Puedo asegurar que a día de hoy no hemos roto ningún 'covenant'. Por supuesto conocemos nuestro balance y estamos trabajando para reestructurar nuestra deuda. Puedo asegurar que en la próxima fecha de vencimiento de 'covenants', que es a finales del próximo año, habremos renegociado todo. Es mi compromiso no romper ningún 'covenant' en el futuro", recalcó el consejero delegado de Dia, Antonio Coto, a los inversores en la presentación de resultados de los nueve primeros meses.

El primer vencimiento clave le toca el próximo año. En 2019, vencerán 305,7 millones de euros de la emisión de bonos que Dia registró en Irlanda en 2014, con un tipo de interés del 1,5%. Ya en 2021 y 2023 le vencerán, cada año, otros 300 millones de euros. En estos dos casos, sus tipos son más beneficiosos para la empresa de distribución, del 1% y del 0,875%, respectivamente.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING