Europa, de capa caída

Los dividendos crecen al menor ritmo en dos años por el frenazo económico global

Japón, Canadá, Francia e Indonesia fueron los únicos que se anotaron cifras récord en la remuneración a sus accionistas en el segundo trimestre

Lluvia de dividendos en la bolsa española.
Los dividendos crecen al menor ritmo en dos años por el frenazo económico global. / L. I.

La economía mundial ha empezado a dar síntomas de gripe y ese frenazo (que ya notan con fuerza países como Alemania, con una contracción de una décima de su economía en el segundo trimestre) ha empezado a hacer mella en los dividendos que las compañías reparten entre sus accionistas. Pese a que estos pagos registraron un nivel récord en 513.800 millones de dólares en el segundo trimestre, su avance fue el más bajo desde hace más de dos años.

En base general (con el efecto divisa), la remuneración al accionista aumentó un 1,1%, lastrada por la fortaleza del dólar estadounidense frente al euro. El crecimiento subyacente (sin tener en cuenta el efecto divisa), del 4,6%, fue el más lento de los dos últimos años, si bien se situó ligeramente por debajo de la media a largo plazo. Los datos los recoge el último informe Janus Henderson Global Dividend Index.

Japón, Canadá, Francia e Indonesia fueron los únicos países que se anotaron cifras récord en el segundo trimestre. En los mercados emergentes fue donde la tasa decrecimiento de los repartos aumentó más gracias al tirón de Rusia y Colombia. Mientras, Japón obtuvo el mejor dato entre las regiones desarrolladas. El resto de Asia-Pacífico y Europa (excluyendo Reino Unido) no lograron superar a la media mundial y EEUU registró unas cifras más débiles. "Los dividendos de las entidades financieras y de las empresas energéticas fueron los que más rápido aumentaron, mientras que las distribuciones de las compañías de tecnología y consumo básico quedaron rezagadas", apunta el informe.

El crecimiento de los dividendos en Europa ha quedado rezagado frente al resto del mundo en los últimos años, y el segundo trimestre de 2019 (entre abril y junio se concentran el 70% de los pagos por parte de las empresas europeas) no ha sido una excepción. Las distribuciones cayeron un 5,3% interanual en tasa general debido a la debilidad del euro, lo que situó el índice para Europa que elabora la firma en 134,0 puntos: su nivel más bajo en más de un año.

En términos subyacentes, los dividendos europeos aumentaron tan solo un 2,6%, lo que convierte al Viejo Continente, con diferencia, en la región que peor evolución ha registrado en términos de remuneración al accionista en el segundo trimestre. "Un reducido número de notables recortes de dividendos mermaron el total, aunque el porcentaje de empresas que incrementaron sus repartos también cayó", añade el documento.

Francia sigue ostentando el liderato

Francia, con mucho el país de Europa que más dividendos reparte, registró un alza en sus distribuciones hasta 51.000 millones de dólares en el segundo trimestre, lo que supone un nuevo récord. El crecimiento subyacente en Francia fue del 5,1%, un porcentaje holgadamente superior a la media europea. Un 75% de las empresas francesas del índice revisó al alza sus distribuciones en base interanual, y solo EDF, la principal firma de generación y distribución de electricidad gala, recortó su dividendo.

La evolución de los dividendos alemanes fue más decepcionante. Los 38.500 millones de dólares distribuidos en total suponen un alza del 2,4% en base subyacente, en consonancia con la media europea. Un 60% de las empresas alemanas —una cifra relativamente discreta— aumentó su reparto, y la industria automovilística fue la que peor orientación mostró, debido a los recortes de BMW y Daimler.

En España, la expansión de los repartos fue del 8,0% en base subyacente, el alza más acelerada de entre los grandes países europeos, seguida de cerca por Holanda. Suiza también registró un crecimiento superior a la media. Los dividendos belgas retrocedieron más de un 25% en base subyacente a causa de Anheuser-Busch InBev, la mayor cervecera del mundo (con marcas como SABMiller, Heineken Internacional, Grupo Modelo), que recortó su dividendo a la mitad.

La región Asia-Pacífico, excluyendo a Japón, quedó a la cola del resto del mundo en este segundo trimestre, con unos dividendos totales de 43.200 millones de dólares: un 2,2% más en base subyacente. Por motivos estacionales, Hong Kong domina el segundo trimestre, con un 25% de las empresas recortando sus distribuciones, incluida China Mobile, el mayor operador de telefonía móvil del gigante asiático. Se trata de un porcentaje superior al del resto de grandes mercados, lo que pone de manifiesto la ralentización de la economía china.

La remuneración al accionista en Japón alcanzó un nuevo récord al anotarse un alza del 6,8% en base subyacente, lo que refleja el aumento de la rentabilidad y la expansión de las ratios de reparto. Casi el 75% de las empresas aumentó sus dividendos. El crecimiento de los repartos japoneses ha venido batiendo al del resto del mundo desde hace cuatro años tras un largo periodo de relativo estancamiento. 

Por el contrario, los dividendos estadounidenses aumentaron a su menor ritmo en dos años, con un alza del 5,3% en base subyacente, hasta 121.700 millones de dólares. La expansión de los repartos en Estados Unidos se ralentizó en una amplia gama de sectores y, en su mayoría, estos se anotaron alzas de un solo dígito. Con todo, más de un 80% de las empresas incrementó su reparto, lo que mantuvo al gigante en los primeros puestos en las clasificaciones internacionales.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios