Acta de la última reunión

División en la Fed de Powell: la hoja de ruta será ir al 'tran-tran' con los tipos

Las actas del banco central que dirige Jay Powell revelan que hay gobernadores que no querían bajar los tipos de interés el 31 de julio.

Powell, en un consejo reciente de la Fed.
Powell, en un consejo reciente de la Fed. / Archivo

Al tran-tran, reunión a reunión... No habrá subidas de tipos, pero tampoco está claro si habrá nuevas bajadas en el horizonte pese a que el mercado lo da por hecho. Los 'sabios' de la Reserva Federal (Fed) acordaron recortar las tasas de interés en un cuarto de punto en su reunión del 30 y 31 de julio, como es ya sabido, aunque evitaron pronunciarse sobre cuántos pasos más en esa dirección están dispuestos a dar este año.  La Fed bajó los tipos hace tres semanas después de haberlos subido por última vez en diciembre de 2018.

El movimiento de ida y vuelta en la política monetaria de EEUU ha acrecentado las dudas sobre la incertidumbre económica actual. Es una de las conclusiones que se pueden extraer de las actas de la última reunión por parte de la Fed. En este sentido, los gobernadores que acompañan al presidente Jerome Powell optaron por un enfoque de ir ‘reunión por reunión’ para las próximas decisiones de política monetaria.

El acta de la reunión de julio, publicada el miércoles, revela que los gobernadores de la Fed plantean una hoja de ruta "que evite cualquier apariencia de seguir un curso preestablecido" y se posicionaron por “mantener la opcionalidad en el establecimiento de políticas". De hecho, entre los diez sillones con voto en la Fed hubo de todo.

Hubo una clara división de voto entre los miembros del comité sobre si bajar o no los tipos. La decisión final -bajarlos un cuarto- ganó por 8 votos contra 2. “Un par de participantes indicaron que hubieran preferido un recorte de 50 puntos básicos en la tasa de fondos federales en esta reunión en lugar de una reducción de 25 puntos básicos", apunta en una de las páginas descriptivas de su reunión.

Sin embargo, a continuación, emergen las dudas y la división existente en el equipo de Powell. "Varios participantes se mostraron a favor de mantener el mismo rango objetivo en esta reunión, y consideraron que la economía real continuó en un buen lugar, impulsada por la confianza de los consumidores, un mercado laboral fuerte y una baja tasa de desempleo”, expresan de manera literal las actas de la Fed.

El acoso de Trump

Las actas del FOMC también indicaron que la incertidumbre en torno a las políticas comerciales del presidente, Donald Trump, no iba a ceder a corto plazo. "Un factor importante en esta evaluación fue que las tensiones comerciales internacionales y la evolución económica extranjera parecen moverse en una dirección que podría tener efectos negativos significativos en la economía de EEUU", argumentaron.

En su última reunión, la Fed confirmó el cambio de rumbo en la política monetaria de EEUU, al anunciar una rebaja de los tipos de interés en un cuarto de punto, hasta el rango de entre el 2 y el 2,25 %, ante la debilidad económica global y la inflación "apagada" en el país. Ese fue el primer recorte del precio del dinero en EEUU en más de una década, ya que el anterior se produjo justo después de la aguda crisis de 2008.

Según las actas, los representantes del banco central estadounidense consideraron que este recorte "facilita las condiciones financieras y proporciona un apoyo sustancial a la actividad económica, promueve la recuperación del mercado laboral y evita que la inflación caiga" por debajo de uno de los objetivos de la Fed, del 2%, aunque el otro es sostener la creación de empleo y la expansión económica.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios