Su última reunión en el BCE

Draghi, orgulloso de su legado: "Hemos cumplido el mandato... Nunca te rindas"

El histórico banquero central finaliza su mandato de ocho años clave para la supervivencia del euro y la unión económica europea.

Draghi dejará el BCE el próximo 31 de octubre.
Draghi dejará el BCE el próximo 31 de octubre. / Efe

Hora de las despedidas. El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, celebró este jueves última comparecencia al frente de la institución monetaria. Dentro de una semana cederá el testigo a Christine Lagarde, que ocupará el sillón más poderoso de la Unión Europea (UE). Lo hace cuando el consejo de gobierno de la entidad ha decidido mantener los tipos de interés en el 0% y la hoja de ruta sobre los macro estímulos que anunció el pasado mes de septiembre y que supone la vuelta a las compras de deuda a razón de 20.000 millones de euros mensuales.

"Si hay algo en general de lo que me siento muy orgulloso es de cómo el Consejo de Gobierno y yo nos hemos mantenido fieles a nuestro mandato. Nunca te rindas", respondió el banquero central cuando se le preguntó en rueda de prensa sobre lo más destacado de sus ocho años al frente del BCE. "Me siento como alguien que intentó cumplir con el mandato de la mejor manera posible (...) Esta experiencia como presidente del BCE ha sido intensa, profunda y fascinante", confesó

Draghi dejó claro que las previsiones para la economía europea apuntan a "un debilitamiento económico más prolongado de la economía de la zona del euro” y recalcó, como en tantas reuniones anteriores, que es la hora de las política fiscales (impuestos) de los gobiernos para combatir la desaceleración. "Por desgracia, todo lo que ha sucedido desde septiembre ha demostrado que la determinación de actuar del BCE estaba justificada", apuntó Draghi en la rueda de prensa posterior. 

Bajo la atenta escucha de su segundo, Luis de Guindos, el próximo expresidente del BCE -que se va después de casi una década sin poder subir los tipos de interés- ha vuelto a lanzar un mensaje claro a los estados con margen fiscal para que lo usen en forma de bajadas de impuestos o políticas de crecimiento. "Para obtener todos los beneficios de nuestras medidas de política monetaria, los gobiernos deben contribuir de manera más decisiva", recordó.

Draghi incidió en que el paquete de estímulos aprobado en su reunión previa "proporciona un estímulo monetario sustancial, que contribuirá a una mayor relajación en las condiciones de endeudamiento para empresas y familias". Además, cree que "respaldará el crecimiento de la zona del euro" y "la convergencia sostenida de la inflación hacia el objetivo a medio plazo", apuntó en la rueda de prensa.

No es un mensaje generalizado para que los países miembros del euro se lancen al gasto público. Por el contrario, incide en que aquellos donde la deuda pública es alta (en una referencia velada a España e Italia), los Gobiernos "deben seguir políticas prudentes y cumplir con los objetivos de equilibrio estructurales" en sus cuentas públicas.

El ex Goldman Sachs, que no ha desvelado cuáles serán sus próximos pasos profesionales, también se ha referido a la situación de incertidumbre que atraviesa la UE con Reino Unido. "La menor probabilidad de un Brexit duro ha mejorado la situación, pero la incertidumbre sigue ahí", remarcó en su comparecencia.

Draghi no quiso irse -de hecho, se cortó la transmisión de su larga rueda de prensa y el presidente de BCE la reanudó al poco- sin hacer menció de la labor de la prensa como transmisor de los mensajes de política monetaria, algo para él fundamental. "Todos nos esforzamos por la transparencia y la sinceridad. Sí, para una comunicación abierta y más amplia, pero debe hacerse con precaución a medida que se desvía hacia el área de la política (...) la popularidad del euro nunca ha sido tan alta".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING