Acto final de despedida

Draghi reclama una política fiscal activa para poder subir los tipos en la zona euro

El todavía presidente del Banco Central Europeo (BCE) escenifica el relevo con Christine Lagarde en un acto de despedida ante Macron y Merkel.

Draghi entrega una campana a Lagarde como futura presidenta del BCE
Draghi recibe una campana de Lagarde, futura presidenta del BCE / L. I.

El todavía presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, recibió este lunes el homenaje de las principales autoridades europeas en el acto final de su mandado al frente de política monetaria del euro. Ante Angela Merkel (Alemania), Emmanuel Macron (Francia) o Sergio Matarella (Italia), el banquero central recalcó la necesidad de avanzar hacia un proyecto común en lo político y, sobre todo, en el área fiscal.

“Hoy nos encontramos en una situación en la que las bajas tasas de interés no ofrecen el mismo grado de estímulo que en el pasado porque la tasa de retorno de la inversión en la economía ha disminuido (...) La política monetaria aún puede lograr su objetivo, pero puede hacerlo más rápido y con menos efectos secundarios si las políticas fiscales están alineadas con él", señaló el banquero central en el acto de despedida y ante su sucesora en el cargo, la francesa Christine Lagarde.

Draghi recordó la hoja de ruta a seguir para que los tipos de interés puedan volver a subir y la economía salga de los tipos negativos. "Es por eso que, desde 2014, el BCE ha puesto gradualmente más énfasis en la combinación de políticas macroeconómicas en la zona del euro. Una política fiscal más activa en la zona del euro permitiría ajustar nuestras políticas más rápidamente y conducir a tasas de interés más altas"

La ausencia de un órgano común como el Tesoro Federal de EEUU o las agencias de emisión de deuda de los países miembros del euro ha obstaculizado, en opinión de Draghi, la posibilidad de combatir la crisis  financiera y económica. "No hay una solución perfecta. Cuando los riesgos se comparten, el riesgo moral no se puede nunca reducir a cero, pero se puede contener en gran medida con el diseño apropiado", afirmó.

"EEUU tuvo un déficit del 3,6% en promedio anual de 2009 a 2018, mientras que la zona del euro tuvo un superávit de 0,5%. En otras palabras, EEUU ha tenido tanto una unión de los mercados de capitales como una política fiscal anticíclica. La zona del euro no tenía una unión de los mercados de capitales y una política fiscal procíclica", apuntó.

Rodeado de los principales líderes de la Unión Europea (UE), el responsable del banco central desde 2011 fijo su discurso en la necesidad de combatir con las mismas armas con las que cuentan otras economías como EEUU. "En otras regiones donde la política fiscal ha jugado un papel más importante desde la crisis, hemos visto que la recuperación comenzó antes y que el retorno a la estabilidad de precios ha sido más rápido", explicó en su discurso en la ceremonia de despedida.

Elogios de Merkel, Macron y Matarella

El jefe de Estado de Italia, Sergio Mattarella, destacó hoy la contribución del presidente saliente del Banco Central Europeo (BCE) a mantener la zona del euro unida y sólida, según informa Efe. "Recibió el testigo de su predecesor, Jean-Claude Trichet, la zona del euro se encontraba en un momento de grandes cambios. En ese momento existió la posibilidad y el riesgo de que el Eurosistema se rompiera, un riesgo que hoy podemos decir que no existe", apuntó el compatriota de Draghi.

La canciller alemana, Angela Merkel, recordó que con su mandato en el BCE "ha vuelto la confianza de los mercados al euro" y que la situación de la Eurozona ya no es de crisis como hace ocho años. "Los gobiernos podemos solo dar la bienvenida al coraje del líder que se enfrentó a los dogmas con su famosa frase ("whatever it takes") y ser los guardianes de tu legado", dijo el presidente de Francia, Emmanuel Macron.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING