Marcaba mínimos de diciembre de 2017

Los dueños de Mayoral y la cúpula de MásMóvil compran títulos tras las caídas

La familia Domínguez, a través de Global Portfolio Investments, rebaja su participación al 8,076% del capital tras la dilución por la compra del bono.

MásMóvil
Los dueños de Mayoral y la 'cúpula' de MásMóvil compran títulos

Los dueños del grupo textil Mayoral han tenido que actualizar su posición tras la compra de acciones. No obstante, su participación se ha rebajado del 8,803% al 8,067% del capital por el efecto de la recompra del bono de Providence por parte de la 'teleco', tal y como ha señalado la propia compañía a La Información. 

Esta dilución al ser accionista significativo no estaba obligada a notificarla pero sí ha remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la actualización de su posición tras realizar compras de acciones, a raíz de las últimas caídas. Los dueños de Mayoral han adquirido 42.795 títulos de la 'teleco' por los que habría pagado (a precios de mercado) alrededor de 800.000 euros

El efecto dilución tras la compra del bono ha provocado que, según consta en los registros de la CNMV, la familia Domínguez ya no sea el tercer mayor accionista de la 'teleco' fundada por Meinrad Spenger tras el fondo Providence (27,681% del capital) y Carmen Ybarra (13,227%) ya que sería cuarto. La gestora británica Fidelity, con un 8,385%, se erige esta semana en el 'podio' dentro de su capital. 

La actualización de la posición de la familia Domínguez se produce meses después de lograr un asiento en el consejo de administración de la 'teleco' española. El operador proponía a Rafael Domínguez de la Maza como consejero dominical tras la dimisión de Alderabán Riesgo, en representación de Grupo Caser. Esta decisión era ratificada por la Junta General de Accionistas que la 'teleco' celebrada el pasado 8 de mayo. 

Carmen Ybarra realizaba en este mes de agosto un movimiento en el capital similar al de los dueños de Mayoral: optaba por aumentar su posición desde el 13,19% hasta el 13,227% del capital. Además, algunos consejeros de la 'teleco' también decidían dar un respaldo a la acción en agosto y compraban títulos. Josep María Echarri compraba 5.000 acciones al invertir 84.250 euros, Borja Fernandez Espejel adquiría 20.000 títulos por 335.800 euros o el fundador y CEO, Meinrad Spenger, lo hacía con 5.446 acciones, por las que desembolsaba casi 100.000 euros. Claro síntoma de que confían en la buena marcha de la acción a largo plazo. 

La operadora no atraviesa por su mejor momento en bolsa y coincide (casualidad o no) con su salto al Ibex 35, que se producía el pasado 24 de junio al sustituir a Técnicas Reunidas. MásMóvil llegaba a cotizar cerca de los 21,5 euros a comienzos de julio y gracias al tirón de estos últimos días cotiza en los 18,2 euros por acción. No obstante, durante este mes caía por debajo de los 16,5 euros y marcaba mínimos de diciembre de 2017. 

La 'teleco', que ha vivido una evolución imparable desde que debutara en bolsa, podría cerrar este curso en negativo. MásMóvil cae alrededor de un 6% en 2019 pero no pierde el favor de los bancos de inversión, que recomiendan comprar sus títulos y le dan un precio objetivo de 26,88 euros por título, lo que le otorgaría un potencial alcista próximo al 50%. De hecho, en caso de cumplirse dicha previsión se situaría ligeramente por encima de sus máximos históricos. 

El motivo del optimismo con la 'teleco' es diverso. Los expertos de Banco Santander destacan la atractiva propuesta de precios y la satisfacción del cliente, que "siguen siendo los motores clave de su crecimiento". Además, desde la propia compañía son optimistas ya que cuentan con una cuota de mercado de clientes de banda ancha fija del 7,5% y se ha fijado como objetivo alcanzar nuevo millones de propietarios en este segmento, que permitiría a la compañía amplificar el crecimiento de los ingresos. 

Otro de los motivos es que la cotización de MásMóvil no está reflejando en el parqué las perspectivas de crecimiento, que prevé una tasa anual de crecimiento del beneficio operativo (ebitda) del 23,7% en 2018-2021. Además, ha eliminado el riesgo de sobreoferta de acciones tras recomprar el bono convertible de Providence pero con un precio: aumentar su apalancamiento. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios