Nuevo paso al frente

EEUU deja de considerar manipulador de divisas a China a 24 horas de su acuerdo

La Administración Trump incluyó a Pekín en esta lista el pasado mes de agosto, en lo que supuso una nueva escalada de la guerra arancelaria.

El presidente de China, Xi Jinping, junto a su homólogo de EEUU, Donald Trump
Xi Jinping junto a Donald Trump en la visita del presidente estadounidense a China. / EFE

Apenas 24 horas antes de que las dos mayores potencias del mundo firmen la 'fase 1' de su acuerdo comercial, Washington ha dado un importante paso adelante para favorecer la tregua entre su país y China, al dejar de considerar al gigante asiático "manipulador de divisas". La Administración Trump incluyó a Pekín en esta lista el pasado mes de agosto, en lo que supuso una nueva escalada de la guerra arancelaria. "China ha llevado a cabo compromisos verificables para evitar devaluaciones competitivas, a la vez que promoverá transparencia y responsabilidad", ha asegurado el secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, en un comunicado.

Se trata de una decisión importante que confirma la intención de las partes de seguir adelante con su tregua. China pasa ahora a una "lista de vigilancia", en la que los estadounidenses incluyen a aquellos socios comerciales que merecen una "atención especial" sobre sus prácticas monetarias. Una calificación bajo la que actualmente incluye a otros nueve países: Alemania, Irlanda, Italia, Japón, Corea del Sur, Malasia, Singapur, Suiza y Vietnam.

EEUU consideró a China manipulador de divisas justo después de que el Banco Central del país asiático dejase caer con fuerza su divisa, el yuan. Para adquirir un billete verde pasaron a ser necesarios siete yuanes, en lo que supuso una ruptura de una barrera psicológica para los inversores que no tenía lugar desde 2008. A esta hora y tras conocerse la noticia, ese cambio queda fijado en 6,876 unidades, en lo que supone el nivel más alto para la moneda china del último semestre.

En apenas 24 horas, Donald Trump, y el viceprimer ministro chino, Liu He, jefe del equipo negociador chino, firmarán su pacto inicial tras casi 18 meses de guerra comercial y la consiguiente escalada de aranceles. Ese acuerdo no elimina completamente los aranceles, puesto que se mantienen las tasas del 25 % a 250.000 millones de dólares en importaciones chinas, así como unos gravámenes reducidos del 7,5% a importaciones adicionales valoradas en unos 120.000 millones de dólares.

Las tensiones comerciales entre las dos mayorías economías mundiales han tenido un impacto notable en la economía global. En sus últimas previsiones de crecimiento mundial, publicadas en octubre, el Fondo Monetario Internacional (FMI) rebajaba su cálculo de avance al 3% para 2019, dos décimas menos que en julio, ante las dudas que ha generado esta disputa

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING