Para retener 30.000 millones de euros

El BCE ordena a la banca que cancele sus dividendos durante la pandemia Covid-19

La recomendación del supervisor de la banca se refiere a los dividendos planeados para 2019 y 2020 con una 'cuarentena' hasta el 1 de octubre.

El BCE impulsa su 'Programa de Emergencia Antipandemia' por 750.000 millones de euros
El BCE pone el foco en los bancos para que presten.

Todo al crédito. El Banco Central Europeo (BCE) actualizó su recomendación a los bancos sobre la distribución de dividendos con una petición explícita: cancelar dividendos y recompras de acciones para que no haya más salidas de caja y puedan retener capital para poder prestar más. Es uno de los grandes objetivos del BCE que dirige Christine Lagarde y Luis de Guindos para que las entidades financieras puedan prestar como nunca antes ante el 'shock' del coronavirus y, para ello, liberó sus colchones de capital y relajó las normas de solvencia.

"A diferencia de la crisis financiera de 2008, los bancos no son la fuente del problema esta vez. Pero debemos asegurarnos de que puedan ser parte de la solución", dijo el presidente del consejo de supervisión de la banca, Andrea Enria. Según sus cálculos, el cumplimiento de esta recomendación permitiría mantener (y evitar la salida de caja) de 30.000 millones de euros de capital adicional de la más alta calidad (ganancias retenidas clasificadas como Common Equity Tier 1). "Esto le dará a los bancos capacidad adicional para prestar o absorber pérdidas en el momento en que sea particularmente necesario", añade Enria

Según explica el BCE, esta nueva recomendación no aplica retroactividad a los dividendos ya pagados por algunos bancos para el año fiscal 2019. "Sin embargo, se espera que los bancos que han pedido a sus accionistas que voten sobre una propuesta de distribución de dividendos en su próxima Junta General de Accionistas (JGA) modifiquen dichas propuestas en de acuerdo con la recomendación actualizada", añade la institución en un comunicado este viernes.

Próximos pagos: Caixa, BBVA, Sabadell, Bankia

Entre las entidades potencialmente afectadas se encuentra Caixabank, que ha anunciado un recorte del dividendo a la mitad pero no lo ha cancelado. De hecho, la entidad que dirige Gonzalo Gortázar tiene previsto pagarlo el próximo 15 de abril. Banco Sabadell tiene previsto un desembolso al accionista el 3 de abril y BBVA, el día 9. La carta del BCE podría obligar a las entidades a reformular estos pagos o aplazarlos. Santander, por su parte, postergó su dividendo de 2020 para el año que viene, mientras que Bankia ha suprimido el extraordinario, aunque pagaá su dividendo ordinario el próximo 2 de abril. Bankinter, por su parte, repartió ayer 0,09 euros brutos por acción.

"Para aumentar la capacidad de los bancos de absorber pérdidas y apoyar los préstamos a hogares, pequeñas empresas y corporaciones durante la pandemia de coronavirus (COVID-19), no deben pagar dividendos para los años financieros 2019 y 2020 hasta al menos el 1 de octubre de 2020. Los bancos también deben abstenerse de recompras de acciones destinadas a remunerar a los accionistas", 'recomienda'.

La 'recomendación' -que tiene carácter casi obligatorio- a los bancos anuncios se enmarca en las medidas para reforzar la capacidad de préstamos de las entidades europeas. En concreto, a los anuncios del 12 de marzo de 2020 (subasta de liquidez masiva TLTRO III) y el 20 de marzo de 2020 (relajamiento de las normas de capital) sobre medidas de ayuda temporal para garantizar que los bancos sigan apoyando a la economía ante la crisis que vive Europa y el resto del mundo.

"El BCE espera que los accionistas de los bancos se unan a este esfuerzo colectivo. En este sentido, el capital conservado al abstenerse de distribuciones de dividendos y recompras de acciones también se puede utilizar para apoyar a los hogares, las pequeñas empresas y los prestatarios corporativos y / o para absorber las pérdidas de las exposiciones existentes a dichos prestatarios", añade el banco central.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING