Caídas superiores al 4,5%

Sabadell y Caixabank vuelven a sufrir un calvario en bolsa y pintan de rojo al Ibex

Los bancos españoles reciben con fuertes caídas la visita del presidente del BCE a Madrid y enlazan su segunda sesión de pérdidas tras los resultados.

Desplome de Sabadell y Caixabank
   ñol

La banca española ha vuelto a ser objeto de fuertes ventas este lunes, sobre todo en el caso de las dos entidades que ya sufrieron el pasado viernes un fuerte correctivo tras la presentación de sus resultados anuales: Sabadell y Caixabank. Las dos han recibido un nuevo 'palo' de las firmas de análisis, que han recortado con fuerza su precio objetivo, lo que las lleva a profundizar en los recortes e impide al Ibex 35 conservar los 9.000 puntos. Al cierre, el índice se dejó un 0,49%, hasta 8.975 puntos.

Terminada la jornada, Banco Sabadell perdió un 4,8% hasta 0,85 euros, en nueva zona de mínimos históricos, porque los analistas de Deutsche Bank ha rebajado esta mañana su precio objetivo más de un 4% de 1,2 a 1,15 euros. La entidad catalana llegó a hundirse un 9% el pasado viernes tras presentar sus cuentas anuales. La firma cerró 2018 con un beneficio neto atribuido de 328 millones de euros, un 54% inferior al del ejercicio previo, tras completar la migración de la filial británica TSB y culminar la limpieza del balance

Caixabank es la segunda entidad para la que el castigo del mercado está siendo mayor en lo que llevamos de jornada: retrocedió un 4,5% hasta 2,94 euros. En su caso ha sido el banco de inversión JP Morgan quien ha rebajado hoy su precio objetivo de 4,7 a 4,10 euros (todavía por encima del nivel de los 3,10 euros a los que cotiza esta mañana). 

Con descensos, aunque de menor magnitud, se sitúan también otras firmas como Bankinter, que bajó un 2,1%, Santander, que se deja un 0,95% al filo de los cuatro euros y BBVA, que retrocedió un 0,5%. Unicaja y Liberbank son los dos únicos que aguantan el tipo, la entidad andaluza ha anunciado esta mañana un beneficio neto atribuido de 153 millones de euros en el ejercicio 2018, cifra un 7,2% superior a la obtenida un año antes, y que repartirá, además, el 40% vía dividendos entre sus accionistas. Sus títulos cedieron un 0,2%, mientras que los de Liberbank terminaron la jornada de más a menos y perdieron un 1,7%.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios