Compra 13.500 acciones

El CEO de Telefónica quiere sacar partido a los mínimos e invierte 100.000 euros 

La 'teleco' se enfrenta a recortes de los bancos de inversión debido al deterioro que experimentan las divisas latinoamericanas en los últimos meses.

Ángel Vilá, un ingeniero ingeniero industrial que llegó a Telefónica hace dos décadas
Ángel Vilá, consejero delegado de Telefónica. 

Ángel Vilá Boix, consejero delegado de Telefónica, ha comprado acciones de la 'teleco' española en uno de sus momentos más complicados a nivel bursátil, al cotizar cerca de mínimos de finales de 2016. El 'número dos' ha comprado, el viernes pasado, 13.500 acciones a un precio de 7,44 euros por título, por las que ha desembolsado más de 100.000 euros

El consejero delegado de Telefónica confía en que las caídas de la 'teleco' cesen en el parqué y se unen a diversas operaciones de compra de acciones realizadas por otros directivos. Por ejemplo, José María Abril, vicepresidente del consejo de administración, adquiría (de manera directa e indirecta) un total de 74.945 acciones por cerca de 580.000 euros.

La 'teleco' continúa agudizando su caída durante este año y retrocede ya en torno a un 10% mientras que el Ibex 35, su índice de referencia, solo cae un 3%. Si obviamos los bancos (están entre los más bajistas), Telefónica sería la tercera compañía que más cae tras Dia y Mediaset. De hecho, su capitalización de mercado se sitúa en los 37.300 millones, superada por compañías como Inditex, Santander, Iberdrola y BBVA. 

El mal momento en el parqué de Telefónica ha provocado que numerosos bancos de inversión metan su 'tijera'. Uno de ellos ha sido Renta 4, que rebajaba su precio objetivo desde los 11,4 euros hasta los 10,1 euros, es decir, un 11,4% menos. Aun así, y a precios de mercado, tendría un potencial a doce meses superior al 35%. 

El recorte se debe, a juicio del banco, en una actualización de sus estimaciones y valoraciones de Telefónica "teniendo en cuenta el deterioro de las divisas de Latinoamérica de los últimos meses". Por tanto, "descontamos un escenario de divisas muy similar al del primer trimestre de 2018, con leve deterioro en el peso argentino y real brasileño tras haber seguido depreciándose". 

De todos modos, el escenario no es del todo negativo ya que la 'teleco' contaría con tres grandes catalizadores: recuperación de divisas de Latinoamérica, venta de activos para acelerar el desapalancamiento y renovación o no de los derechos de fútbol en España. Sobre la venta de activos, "reiteramos nuestra idea de que la operación que cuenta con más posibilidades de realizarse dentro de las que puedan tener un impacto significativo en reducción de deuda es la de O2 Reino Unido", señala Iván San Félix, analista financiero de Renta 4. En cuanto a la venta de activos, "vemos que existe un riesgo elevado de que Telefónica no adquiera los derechos de retransmisión del fútbol a partir de 2019, lo que creemos que sería positivo a nivel financiero".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios