Desplomes en Wall Street

El choque de trenes de Trump y Xi Jinping provoca el descarrilamiento de las bolsas

Los principales índices de Wall Street caminan hacia su peor mayo en medio siglo por la tensión comercial entre China y EEUU.

Cronología bursátil del pulso China-EEUU.
Cronología bursátil del pulso China-EEUU. / L. I.

Lo que parecía improbable e imposible ha sucedido. El particular 'juego del gallina' de la guerra comercial que enfrentaba a EEUU y China ha acabado en choque de las dos locomotoras de la economía mundial. Si la semana pasada era la Administración que dirige Donald Trump quien desplegaba una batería de aranceles para los productos chinos de más de 200.000 millones, el país asiático respondió el lunes con un paquete de otros 60.000 millones a 3.000 productos estadounidenses.

La retórica del presidente Trump, a través de Twitter, fue volviéndose cada vez más agresiva con frases ausentes de diplomacia como “no quedará nadie en China para hacer negocios” o “China no debería tomar represalias-¡ sólo empeorará!". La Casa Blanca dijo que no será hasta junio, durante el G-20, cuando los dos mandatarios de EEUU y China vuelvan a tratar de forma directa para acercar posiciones.

Los mercados, entre la sorpresa y la incredulidad por la ruptura de conversaciones, han reaccionado con un ‘picado’ que primero ha sido visible en Wall Street, pero se extenderá con seguridad a Asia y Europa a lo largo de las próximas horas. Los inversores descuentan con la escalada de aranceles entre EEUU y China puede provocar una recesión global en poco tiempo y, con ella, descarrilarán los beneficios empresariales. Al cierre de la sesión en Wall Street, el Dow Jones registró un descenso del 2,38%, hasta 25.324 puntos, el Nasdaq bajó un 3,41%, hasta 7.647 puntos, mientras que el S&P 500 se anotó su mayor caída desde enero: -2,41%, hasta 2.811 puntos. Se trata de la peor sesión en cinco meses.

Las bolsas estadounidenses han hecho bueno del refrán de ‘sell in may and go away’ (vender en mayo y salir del mercado) y van camino de firmar el peor mayo en medio siglo, según publicó el portal 'Marketwatch'. Bajo los focos de los inversores, todas aquellas empresas con negocios en China, pero, en general, todas las empresas con exposición al comercio internacional y la exportación. De hecho, Europa se presenta como uno de los mercado más vulnerables debido a que no participa en las negociaciones y sus empresas tienen exposición considerable a ambos mercados, sobre todo, las alemanas.

Siderúrgicas europeas como Arcelor (-5%) o ThyssenKrupp (8,7%) notaron el golpe en sus cotizaciones, pero también los principales fabricantes de automóviles co0mo BMW, Volkswagen o Daimler, que registraron caídas del 1,8% al 3,2%; de componentes de automoción como Gestamp (-1,6%) o la industria eólica con Siemens Gamesa (-4%). En Wall Street, algunas de sus multinacionales tecnológicas se llevaron la peor parte debido a su mayor dependencia del mercado chino.

Un gigante de la talla de Apple (-5,8%) perdieron de una sola tacada 53.000 millones de dólares de capitalización bursátil, debido a que su principal producto, el iPhone, se fabrica íntegramente en China y puede verse afectado por la guerra arancelaria. United Technologies, Cisco Systems, 3M y Goldman Sachs han bajado más del 6% desde que el pasado jueves Trump levantó el muro de aranceles en EEUU, mientras que Caterpillar, el termómetro de la construcción porque suministra sus máquinas, cede un 10%. Intel, el mayor productor de microprocesadores, se convierte en otro ‘canario en la mina’ de esta guerra comercial debido a que una cuarta parte de sus ventas se realizan en China. Sus acciones cedieron un 3%, al igual que su rival Qualcomm, otro 2%. Uber, recién llegada a las bolsas, ha perdido 19.000 millones en dos días.

Fuera de las acciones, el resto de mercados experimentaron también bruscos movimientos con uno especialmente destacado: el bitcoin. La criptomoneda más seguida del mundo, en general, y en China, en particular, ha registrado en los últimos tres días -incluyendo el fin de semana- un frenético comportamiento al alza que le ha llevado a recuperar un tercio de su valor. Su cotización, medida en dólares, ha pasado de los 6.200 del pasado viernes a superar los 8.000 en las últimas horas del lunes. El precio de los dos principales barriles de crudo, el Brent europeo y el Texa estadounidense, terminó cayendo desde los 70 dólares pese a las fuertes tensiones por el pulso de Trump con Irán.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios