Miércoles, 08.04.2020 - 02:05 h
Torrenova Inversiones

La sicav de los March compra (de nuevo) deuda de El Corte Inglés y entra en Repsol

La Sociedad de inversión de capital variable más grande de España tiene elevada exposición a renta fija y solo un 17,29% en renta variable. 

Carlos March, el mayor accionista de Corporación Financiera Alba.
La sicav de los March compra (de nuevo) deuda de El Corte Inglés / LI. 

Torrenova Inversiones, la sicav de los March y la más grande de España con un patrimonio de 1.080 millones de euros, ha hecho balance del 2019 al presentar su información pública periódica del segundo semestre. Lo realiza en un momento poco propicio para este tipo de vehículos de inversión ya que están 'bajo la lupa' de Podemos. ¿El objetivo? Que se cumpla, de manera real y efectiva, la obligación de 100 accionistas y que ninguno ostente la mayoría del patrimonio, algo que cumple (de manera amplia) esta sociedad. 

La marcha de Torrenova Inversiones ha sido positiva ya que ha repuntado un 5,69% en 2019. No obstante, la subida se queda por detrás de la de muchas de sus 'rivales' y el motivo obedece a la composición de su cartera, muy conservadora y centrada en renta fija. La exposición a este segmento es de un 66,41%, similar a como era en el tercer trimestre, mientras que en renta variable solo tiene invertido un 17,29% del patrimonio, activos que subieron con fuerza durante el pasado curso y a los que no ha sacado demasiado partido la sicav por su bajo peso. 

Durante el cuarto trimestre los cambios más destacados de la sicav de los March han sido la compra de más pagarés de El Corte Inglés (deshacía los que tenía al vencer en 2019), la irrupción en Repsol con un 0,3% del patrimonio y convertirse en la única cotizada de la bolsa española o la adquisición de bonos del Estado de Italia o Portugal. Los primeros los ha comprado con vencimientos en 2022 y 2026 mientras que los del país vecino vencen a más largo plazo: 2023, 2025 y 2028. 

La sicav tiene un 6,68% del patrimonio en bonos del Estado de países europeos mientras que de España solo tiene un 2,44% del patrimonio. Porcentaje inferior al que antes tenía y que se explica, en parte, por la venta anticipada de un bono de la Comunidad Autónoma de Madrid y que vendía antes de que venciera a mediados de 2022. No obstante, el mayor grueso de la inversión es deuda privada, donde tiene más de seis de cada diez euros de patrimonio invertido (65%), entre los que destacan bonos de Sacyr con vencimiento en 2022 en los que invierte un 1,69%, bonos de BBVA que finalizan en 2023 (1,25%) o de Deutsche Bank, con vencimiento en 2021 y con un patrimonio del 1,7%. 

En acciones de bolsa invierte un 17,29% pero, a excepción de Repsol, todas son de fuera de nuestro país. En los últimos tres meses de 2019 decidía irrumpir en las alemanas Siemens (0,59%) y Henkel (0,42%) junto a la estadounidense Johnson & Johnson (0,55%). Además, deshacía posiciones en Procter & Gamble y United Technologies; irrumpiendo por primera vez en el fondo Muzinich Global Short Duration Investment Grade Fund Hedged, con un 3,01% del patrimonio y que invierte, sobre todo, en bonos. 

Las perspectivas de los gestores de la sicav arrojan cierta incertidumbre para sus carteras. "A pesar de que somos los primeros en reconocer que no estamos en un mundo en el que vayamos a observar una reaceleración del crecimiento, pensamos que el entorno sigue siendo favorable para la inversión en renta variable global. Los datos que nos hacen llegar a esta conclusión son que a pesar del buen comportamiento durante 2019, los inversores no se han dirigido hacia la renta variable, por lo que el posicionamiento es muy ligero, las valoraciones no son exigentes, la desaceleración en el sector manufacturero parece haber tocado fondo, no anticipamos contracción de los beneficios de las empresas, 2020 es año electoral en EEUU y tradicionalmente los mercados avanzan con fuerza según transcurre el año y hay signos visibles de estabilización en el mercado de venta de automóviles tras el abrupto descenso en los dos últimos años". 

Cartera Bellver, la otra gran sicav de los March con un patrimonio de 432 millones de euros, también ha tenido una evolución positiva en 2019. La subida ha sido aún mayor que en Torrenova Inversiones al dispararse un 11,2% debido, principalmente, a su mayor exposición a renta variable. El peso de la bolsa alcanza el 46,1% del patrimonio, porcentaje casi tres veces superior. Entre las grandes posiciones destacan tres fondos de inversión como el Muzinich Global Short Duration Investment Grade Fund Hedged (el único que tiene posiciones Torrenova) con un 1,99% mientras que en el Fidelity Investments USD tiene un 1,53% y en el Franklin Templeton un 1,4%, que se unen a las posiciones que tiene en gigantes como Alphabet, Walt Disney o Coca Cola.  

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING