Plazo hasta 2021

El FROB solo recuperaría un tercio del dinero público en Bankia si vende ahora

El Estado inyectó 24.000 millones de euros de dinero público en BFA-Bankia y BMN para su rescate hace un lustro, aunque solo ha recuperado un tercio.

Reiniciando el reloj de arena. El Gobierno optó a finales de diciembre por extender dos años (de 2019 a 2021) el plazo para la venta de sus acciones en Bankia con el objetivo de maximizar beneficios y minimizar las pérdidas que arrastra desde su rescate en 2012. La integración del también nacionalizado Banco Mare Nostrum (BMN) incrementó el pasado año la factura de dinero público a recuperar hasta los 24.000 millones de euros, que es el dinero inyectado en Banco Financiero de Ahorros (BFA), Bankia (el banco bueno del anterior) y BMN (la fusión que formaron Caja Murcia, Granada, Penedés y Sa Nostra).

La propia Bankia dio a conocer la semana pasada el dinero que ha recuperado el FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria) por su inversión: 3.083 millones de euros brutos o un 12,8% de las ayudas públicas destinadas a la entidad. En ellos se incluyen los cinco dividendos aprobados por la entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri desde 2014 a 2019 y que ascienden a 961 millones, incluidos los 219 millones que cobrará el Estado el próximo mes de abril.

También se incorporan los 818 millones ingresados por la venta del 7% del banco a finales de 2017 (con minusvalías de 119 millones) y otros 1.304 millones de la venta del 7,5% realizada en febrero de 2014, esta vez, con plusvalías de unos 301 millones de euros. Finalmente, no se incluye el grueso de las acciones de Bankia. La valoración inicial de las acciones tras el rescate ascendía a unos 5,41 euros, aunque se rebajó a 4,65 euros en el plan estratégico que finalizó en 2015 una vez estabilizada la entidad.

Un tercio de lo invertido

La participación actual del Estado en el banco se eleva a 61,4% y está valorada en unos 4.850 millones de euros a los precios en que cotiza actualmente Bankia en bolsa, es decir, esos títulos cotizan con amplias minusvalías latentes. Si se suma esa cifra a lo ya cobrado, el erario público recuperaría unos 7.933 millones en total, apenas un 33%. La cotización del cuarto grupo bancario por valor en bolsa ha caído hasta los 2,59 euros, mínimos desde julio de 2016, poco después de la votación sobre el Brexit que provocó un terremoto en la Bolsa española (-12% el 24-J). Los analistas no le dan demasiado recorrido al alza. El consenso de Factset proyecto un precio objetivo de 3 euros, mientras que la compilación de Thomson Reuters lo sitúa en 3,17.

La presión vendedora en bolsa que ejercen las manifestaciones públicas del Gobierno sobre la venta de Bankia no ayudan a atraer nuevos accionistas y sí a los amigos de las caídas: los ‘hedge funds’ que operan a la baja. Más allá del trasiego de inversores, el horizonte de Bankia en bolsa -y la recuperación del dinero del contribuyente- está marcada por la evolución de los resultados.

Este lunes ha presentado sus resultados anuales de 2018. Bankia registró unos beneficios de 703 millones de euros, un 39% más que en 2017, teniendo en cuenta un impacto negativo de 85 millones por los asociados a la venta de sus carteras de crédito y otros activos. En términos ordinarios, su resultado bajó un 3,4%, hasta los 788 millones. El retraso en la llegada de la esperada subida de tipos de interés en Europa mantiene a Bankia, como al resto de bancos europeos, en dificultades para rentabilizar su propia actividad, la típica bancaria de pagar por depósitos y cobrar los créditos que conceden. Su ROE (relación entre beneficios y fondos propios) mejoró hasta el 5,6% desde el 4,1% anterior.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios