La fiebre de la renta fija

El giro de la Fed noquea a Gundlach, Ivascyn y Minerd, los reyes de los bonos

Los tres han infraponderado en su estrategia la deuda corporativa de EEUU y los bonos del Tesoro y se han puesto cortos en 'treasuries'

¿Habrá rebaja de tipos de la Fed en julio? El mercado mira a Powell
El giro de la Fed noquea a Gundlach, Ivascyn y Minerd, los reyes de los bonos / Pixabay

El miedo a la recesión ha provocado un giro de 180 grados en la política de los bancos centrales y dibuja en el horizonte rebajas de tipos y la aprobación de importantes paquetes de estímulo de aquí a finales de año por parte de la Reserva Federal y el Banco Central Europeo. Esta perspectiva y la fiebre de la deuda, por la que más de 15 billones de dólares (más de 13,3 billones de euros) en bonos cotizan con intereses negativos por todo el globo, ha echado por tierra la estrategia de los conocidos como 'reyes de los bonos' en Estados Unidos: Jeffrey Gundlach (DoubleLine), Scott Minerd (Guggenheim) y Dan Ivascyn (Pimco).

Ninguno de los tres había contemplado en sus estrategias un repunte del precio y un hundimiento de la rentabilidad de los bonos corporativos y del Tesoro en EEUU de la magnitud del que se ha producido, menos aún cuando la renta variable del país está aún muy cerca de sus máximos históricos, la inflación se sitúa en el 1,8% (próxima al objetivo fijado por su banco central) y ni el PIB, ni el empleo muestran aún síntomas de que esa tan temida recesión pueda andar cerca. 

No son los únicos que no habían previsto un escenario de este tipo, en el que a pesar de la fortaleza de la primera economía del mundo, la Fed haya bajado tipos en julio y pueda volver a hacerlo al menos una vez más en lo que va de año; y en el que la rentabilidad del bono estadounidense a 30 años se sitúe en mínimos históricos, al haber perforado por primera vez el suelo del 2%.

En su estrategia, Gundlach, Ivascyn y Minerd han infraponderado la deuda corporativa estadounidense y los bonos del Tesoro en relación a otros fondos de su misma categoría y, además, los tres gestores se han puesto cortos en bonos soberanos de EEUU, apostando por que la entidad que preside Jerome Powell subiría los tipos de interés. Los datos demuestran, a toro pasado, que esa decisión ha sido un error puesto que los bonos corporativos estadounidenses acumulan una rentabilidad del 13,4% en lo que va de año, de acuerdo con los datos que maneja Bank of America Merril Lynch; mientras que el interés de los treasuries se ha situado de media en el 8,1%. 

En el caso de Gundlach y, de acuerdo con los datos que maneja Reuters, su fondo DoubleLine Total Return, que gestiona 54.500 millones de dólares en activos (49.148 millones de euros) la rentabilidad es del 6,17%. Este fondo invierte fundamentalmente en renta fija estadounidense, incluidas deudas corporativas y titulizadas. 

Dan Ivascyn, gestiona el Pimco Income Fund, el mayor fondo de bonos administrado activamente con un volumen de 130.000 millones de dólares (117.234 millones de euros) se ha revalorizado un 4,68% en lo que va de año, es decir, un 93% menos que los fondos de su misma categoría según datos de Morningstar. En su caso, le ha afectado sobre todo su posición infraponderada en bonos del Tesoro y riesgo de crédito corporativo y su fuerte exposición a hipotecas. En el caso del fondo Guggenheim Total Return Bond, que gestiona Scott Minerd, las mismas fuentes aseguran que estaría rezagado en un 95% en relación a los bonos de su misma categoría (Bonos Intermedios Core-Plus).

En el encuentro de banqueros centrales celebrada a finales de la semana pasada en Jackson Hole, al noroeste de EEUU, el presidente de la Fed aseguró que el banco central está "vigilando cuidadosamente los desarrollos" en la economía y dejó claro que actuará "según corresponda" para sostener la expansión. Previamente y tras la reunión de julio del organismo, en la que rebajó tipos por primera vez desde 2008 a un rango entre el 2 y el 2,25%, Jay Powell vino a decir que ese recorte era puntual. Sin embargo, gestores, analistas... dan por hecho que habrá más bajas del precio del dinero en lo que resta de ejercicio para evitar que la economía eche el freno. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios