En vísperas de resultados anuales

El 'hedge fund' de KKR eleva su 'corto' sobre Sabadell a máximos desde 2017

Marshall Wace eleva su posición corta por encima del 0,8% a dos días de que el banco presente unas cuentas marcadas por la integración de TSB.

Josep Oliu, presidente de Banco Sabadell
Josep Oliu preside Banco Sabadell / Archivo

Marshall Wace es un ‘hedge fund’ con sede en Londres que maneja a la perfección las estrategias ‘long-short’ (alcista y bajista) en sus inversiones. Como en el chiste, lo mismo está a ‘setas que a Rolex’ porque maneja un flujo de información al alcance de pocos. Cientos de compañías llaman a sus puertas en sus ‘road shows’ por la City para venderle sus acciones o sus bonos. En lo que no reparan a veces quienes acuden a a la firma es que este fondo es un marcado especialista en sus operaciones a la baja en Bolsa española.

El ‘hedge fund’ fundado por Paul Marshall e Ian Wace ha ampliado su posición corta al nivel más alto desde septiembre de 2017. En el último recuento de posiciones cortas agregada de la CNMV hace un mes, antes de que el supervisor dejase de publicar este dato, el porcentaje del capital de Sabadell en manos de bajistas se situaba en el 1,78%. Solo Marshall Wace atesora el 0,82% del capital del banco desde el pasado viernes tras elevar su posición desde el 0,7%. Está valorado en unos 48 millones de euros. La acción de Sabadell bajó este martes un 0,7%, hasta 1,04 euros, y su valor en bolsa baja de 5.900 millones de euros.

Marshall Wace es el ‘hedge fund’ de cabecera de KKR (Kohlberg Kravis Roberts), el histórico fondo de capital riesgo estadounidense que ahora se quiere comer Telepizza. El pasado noviembre, KKR adquirió un nuevo paquete de acciones a sus fundadores y elevó del 25% al 35% su participación en Marshall.  La asociación estratégica de ambos gigantes ha reforzado la capacidad, convirtiéndolo en uno de los más poderosos del mundo con unos activos que rondan los 35.000 millones.

La banca española, entre ceja y ceja

Sin embargo, la presencia de Marshall Wace como corto en el cuarto banco español por activos viene de largo, prácticamente, desde el inicio de la crisis de deuda soberana de 2010. Pese a las entradas y salidas de accionistas; y operaciones corporativas como la compra de la CAM o el británico TSB, no ha dejado de estar bajista en la entidad financiera desde 2010. En estos ocho últimos años, el banco que preside Josep Oliu ha perdido alrededor de dos tercios de su cotización en bolsa y las ganancias de Marshall Wace se estiman en decenas de millones de euros. 

El aumento del corto de Marshall Wace -el único ‘hedge fund’ con una posición relevante de más del 0,5%- se produce a dos días de que Banco Sabadell presente sus cuentas anuales de 2018. Los analistas y grandes inversores ya barruntan que no serán buenos. El consenso baraja una cifra de beneficios que rondará los 350 millones de euros, menos de la mitad que en 2017 (801 millones). Las posibles minusvalías que pueda reconocer por su cartera en bonos italianos -que experimentaron un desplome el pasado verano- también marcarán las cuentas del conjunto del año, según fuentes financieras.

Oliu ha puesto la venda antes que la herida. En una conferencia ante empresarios celebrada la semana pasada, el ejecutivo admitió que los resultados de 2018 van a estar "muy condicionados" por los problemas de la migración tecnológica de su filial británica TSB. En este sentido, los costes del cambio de sistema informático se han disparado hasta los 226 millones de euros, más de lo previsto. "La plataforma nos ha costado sudor, dolores de cabeza y muchas noches sin dormir", dijo el veterano presidente del banco hace apenas siete días.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios