Resultados anuales 2019

El mayor inversor del mundo: Blackrock supera los 7 billones de dólares en activos

La gestora de fondos estadounidense obtuvo un beneficio neto de 4.476 millones de dólares (4.015 millones de euros) en 2019, un 4% más interanual.

Fotografía de Larry Fink
Larry Fink, CEO de BlackRock / EFE

Es el mayor 'inversor' del mundo. La gestora de fondos estadounidense BlackRock obtuvo un beneficio neto atribuido de 4.476 millones de dólares (4.015 millones de euros) en el conjunto de 2019, lo que equivale a un incremento del 4% con respecto al año precedente. BlackRock cerró el conjunto del año con un total de 7,43 billones de dólares (6,66 billones de euros) en activos bajo gestión, un 24,3% más que a 31 de diciembre de 2018 cuando no llegaban a los 6 billones (6 trillions americanos). Es el equivalente a doce veces el tamaño conjunto de las empresas del Ibex 35.

"Los clientes buscan cada vez más a BlackRock como un socio estratégico para ofrecer no solo productos, sino también un liderazgo más amplio sobre cuestiones macro, geopolíticas y soluciones de cartera integrales impulsadas por la tecnología. Los resultados de BlackRock en 2019 confirman la singularidad de nuestra plataforma globalmente integrada de gestión de activos y tecnología", ha subrayado el presidente y consejero delegado de BlackRock, Larry Fink. La aceleración de las captaciones de dinero nuevo se situó en los 429.000 millones de dólares en 2019, mientras que el volumen de activos -gracias a la racha alcista de las bolsas- creció en más de 1,4 billones de dólares en solo doce meses.

La cifra de negocio de la entidad ascendió un 2,4% durante el año pasado, hasta un total de 14.539 millones de dólares (13.046 millones de euros). En concreto, las comisiones por asesoría, administración y préstamo de valores se situaron en 11.777 millones de dólares (10.567 millones de euros), un 1,9% más, seguidas de los ingresos por comisiones de distribución, que se contrajeron un 7,4%, hasta 1.069 millones de dólares (959 millones de euros).

Durante el cuarto trimestre de 2019, BlackRock registró un beneficio neto atribuido de 1.301 millones de dólares (1.167 millones de euros), un 40,3% más, junto con un aumento de la facturación del 15,8%, hasta 3.977 millones de dólares (3.569 millones de euros).

Las comisiones por rendimiento (el dinero que BlackRock obtiene por superar a su índice de referencia en gestión activa) aumentaron un 139%. Las ventas de  software del grupo -que incluye un conjunto de herramientas llamadas Aladdin, utilizadas para evaluar riesgos financieros por bancos y aseguradoras- elevaron los ingresos en un 34,9% en el área tecnológica.  Los costes generales se elevaron un 7,3%, hasta 1.758 millones de dólares (1.577 millones de euros), y la partida de gastos de servicio y distribución se mantuvo prácticamente estable en 1.685 millones de dólares (1.512 millones de euros).

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING