Respaldada por las riquezas naturales

El petro, criptomoneda de Venezuela, ve la luz por la crisis y la escasez de divisas 

Maduro ha definido la divisa digital como "un criptoactivo soberano respaldado por activos petroleros que se podrá transferir de forma segura".

Maduro anuncia su criptomoneda Petro
Maduro anuncia su criptomoneda Petro

El Gobierno de Venezuela ha lanzado este martes la preventa del petro, la criptomoneda respaldada por las riquezas naturales del país, según ha confirmado el vicepresidente ejecutivo de la República, Tareck El Aissami.

En su intervención, el vicepresidente de Venezuela ha destacado que el petro surge como la criptomoneda más confiable y novedosa, señalando que "es un instrumento del siglo XXI" y alentando a los jóvenes del país a ser "la vanguardia de la minería electrónica".

"Hoy se inicia formal y oficialmente la preventa del petro venezolano. Venezuela se coloca en la vanguardia de los tiempos futuros", ha declarado El Aissami. "Se erige como una novedosa iniciativa del Gobierno bolivariano, un mecanismo liberador", ha añadido.

La semana pasada, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, firmó el llamado 'libro blanco' del petro, en el que se establecen las características y el funcionamiento de la nueva moneda digital venezolana. De acuerdo con esta documentación, en febrero se venderían un 38,4% de todos los petros que entrarán en circulación, el equivalente a 2.300 millones de dólares, y un mes después el 44%, unos 2.700 millones de dólares. El resto quedaría en manos del Gobierno y su grupo de asesores, VIBE.

Maduro ha definido al petro como "un criptoactivo soberano respaldado por activos petroleros" que "se podrá transferir de forma segura y directa para evitar bloqueos y embargos" y "servirá como plataforma para el crecimiento de un sistema financiero más justo y favorable para el desarrollo nacional".

Venezuela pretende utilizar el petro para pagar a sus proveedores internacionales ante la escasez de divisas que ha generado la crisis económica en el país y que ha impedido mantener el ritmo de las importaciones, lo que ha vaciado de bienes de primera necesidad, como comida y medicamentos, los supermercados venezolanos.

Maduro ha atribuido esta situación a una "guerra económica" lanzada por la "derecha" nacional con ayuda de sus aliados internacionales, especialmente de Estados Unidos. La oposición venezolana, por su parte, achaca la crisis a una mala gestión y a la corrupción.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios