Actividad frenética en la acción

El segundo mayor bajista de DIA liquida una cuarta parte de su corto tras la opa

El ‘hedge fund’ Melqart recompra 3,6 millones de acciones tras el movimiento de Fridman por el temor a no encontrar contrapartida.

Exterior de una tienda de Dia
El magnate ruso Mikhail Fridman controla ya el 29% de Dia. / Efe

Melqart Asset Management es uno los ‘hedge funds’ más temidos de la Bolsa española. No tanto por su capacidad financiero sino por el olfato que le llevó a invertir a la baja antes del descalabro de Abengoa, de la quiebra de Banco Popular o del crash de OHL. Su aparición en DIA en octubre de 2018 fue toda una premonición: la acción de la cadena de supermercados se despeñó más del 50% en las semanas posteriores.

Durante el arranque de 2019, este ‘hedge fund’ británico ha ido reforzando su posición en la compañía española hasta hacerse con una posición corta (que se beneficia de la caída de la acción) del 2,45% del capital. Eso fue el pasado viernes. Hoy el panorama ha cambiado radicalmente en su tesis de inversión tras la opa lanzada por Mikhail Fridman, como adelantó La Información. Melqart ha liquidado este martes una cuarta parte de su inversión bajista, pasando del citado 2,45% de DIA al 1,86% de las acciones, según la CNMV.

Actividad frenética en bolsa

Para ello ha tenido que recomprar hasta 3,6 millones de acciones, uno de los motivos por los que DIA se ha disparado por encima del precio (0,67 euros) que oferta Fridman al 70% del capital. Las acciones de la empresa de distribución subieron este martes un 63% en bolsa, hasta 0,7 euros, con un volumen de negociación de 58 millones de acciones, equivalentes al 9,3% de la propiedad de DIA y seis veces más que su promedio diario de negociación habitual en los últimos 3 meses.

Melqart era el segundo mayor bajista en la cadena de supermercados hasta el pasado viernes. El resto de fondos que operan a la baja -que agrupaban más del 12,5% del capital de DIA- todavía no han actualizado sus participaciones. Citadel Advisors (0,9%(, Kite Lake Capital (2,26%), Citadel Europe (2,3%) o Caius Capital (2,6%) aparecen con la misma posición. Fridman, que a través de LetterOne controla el 29% de DIA, podría dejar sin acciones disponibles a los inversores que están en corto. El otro temor de estos inversores que ganan con las caídas es que el movimiento del ruso atraiga ofertas competidoras.

Ahora en Portada 

Comentarios