Crisis del coronavirus

El Tesoro paga por colocar la deuda a 9 meses pese al apetito de los inversores

Fotografía de billetes de euro. Un jubilado se llevó un premio de lotería de 3.5 millones de euros.
Fotografía de billetes de euro. Un jubilado se llevó un premio de lotería de 3.5 millones de euros.
Canva.

Los inversores mantienen su apetito por la deuda española, si bien la crisis del coronavirus está traduciéndose en un notable incremento de los costes para el Tesoro Público en las cinco últimas subastas tras decretarse el estado de alarma. Esta mañana, el emisor ha captado 2.950 millones de euros en una nueva subasta de letras a 3 y 9 meses, por lo que ha superado el objetivo que se había fijado y que se movía en una horquilla entre los 1.500 y 2.500 millones, pero lo ha hecho elevando las rentabilidades que ofrece a los inversores por ambas. 

La semana pasada el Tesoro ya empezó a pagar interés por las letras a 12 meses -que venían colocándose con tipos negativos- el pasado 14 de abril. Esta semana lo mismo ha sucedido ya con las letras a 9 meses. En concreto, el organismo ha adjudicado 2.525 millones de euros en deuda a este vencimiento a un interés marginal del 0,039%, frente al -0,395% de la subasta previa, que se celebró el 10 de marzo.

En el caso de las letras a 3 meses, el Tesoro ha adjudicado hoy 425 millones de euros, pagando por ello una rentabilidad del -0,29%, negativa aún, pero menos que en la subasta previa cuando alcanzó el -0,455%. La parte positiva es que el apetito de los inversores se mantiene y la demanda ha más que triplicado la cantidad finalmente adjudicada (9.737 millones solicitados frente a 2.950 millones adjudicados).

Finalmente, el Tesoro ha colocado 450 millones de euros más del máximo que se había fijado, previsiblemente por las mayores necesidades de financiación de España para afrontar el coste de las medidas derivadas de la pandemia del coronavirus. De hecho, organismos como el Banco de España estiman que la deuda pública se puede incrementar hasta el 120% del PIB.

Y mientras esto ha sucedido en la subasta, en el mercado secundario de la deuda, nuestro país también nota las tensiones de liquidez, muy amortiguadas no obstante por la acción del Banco Central Europeo, que en su bazuca de 750.000 millones de euros para adquirir deuda pública y privada ya no cuenta con limitación alguna por estados. Así, la prima de riesgo española -el sobrecoste que pagamos por nuestra deuda en relación al Bund alemñan- supera los 136 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 0,87%.

Mostrar comentarios