Miércoles, 24.07.2019 - 02:47 h
Fueron las más alcista de 2018

¿Regreso al pasado? Las eléctricas ejercen de 'refugio' por el pesimismo del BCE

El mensaje de Mario Draghi provocaba que los inversores se lanzaran a vender acciones de bancos y apostaran por renta fija y utilities.

Fotografía Galán, Iberdrola
¿Regreso al pasado? Las eléctricas ejercen de refugio por el pesimismo del BCE / EFE. 

Las eléctricas españolas, que protagonizaron un gran comportamiento en bolsa el curso pasado debido a los diversos focos de incertidumbre que imperaron en el mercado, no pierden su condición de 'refugio'. El sector, uno de los más denostados por los bancos de inversión para este curso, podría dejar de serlo ya que los inversores temen la aparición de un gran enemigo: la desaceleración económica podría dar paso a la recesión. 

Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo (BCE), ha disipado el optimismo que se vivía en los mercados y ha hecho que los pensamientos de los inversores regresen a lo acontecido el curso pasado. Ese año, y en los primeros meses, los parqués se anotaban subidas y después los números verdes dieron paso a fuertes desplomes, siendo el Ibex 35 uno de los parqués más bajistas. En este caso no ha sido Donald Trump ni la inestabilidad política en algún país europeo sino el banquero italiano con sus proyecciones económicas. 

El presidente del BCE ha lanzado una señal de alarma al mercado que nadie se esperaba, lo que ha provocado que los números verdes del Ibex 35 y el resto de plazas europeas se disiparan y las caídas se impusieran este jueves. Mario Draghi decidía pasar a la acción y combatir el deterioro económico anunciando nuevas inyecciones de liquidez a los bancos. ¿El mensaje? La situación macroeconómica es preocupante y peor de lo que en un principio se pensaba. De hecho, rebajaba su proyección crecimiento para 2019 en seis décimas y solo creceríamos un 1,1%. 

Este recorte ha provocado que algunos analistas financieros cambien o moderen su discurso y la palabra desaceleración económica de paso a otra maldita para muchos: recesión. Con este escenario la probabilidad de una subida de tipos del BCE se retrasa, como es lógico, hasta comienzos de 2020 y los inversores temen que la situación vaya a peor y aparezcan los desplomes a los que asistimos durante el curso pasado. 

Los inversores, que no son ajenos a este mensaje de pesimismo de Mario Draghi, han tenido claro lo que debían hacer. Vender acciones de bancos y compañías más ligadas al ciclo económico y buscar 'refugio' en la renta fija y las eléctricas por el cambio 'dovish' del BCE. De hecho, la rentabilidad del bono alemán a diez años (se comporta de manera inversa al precio) ha caído a mínimos desde 2016. Claro síntoma de que el dinero se ha refugiado en los mercados de deuda pública.  

Las eléctricas, el 'refugio' que tan buen resultado les daba el curso pasado, ha sido otra de sus estrategias de inversión ante este pesimismo del BCE. Compañías como Iberdrola, Endesa, Naturgy, Enagás o Red Eléctrica se situaban como las más alcistas este jueves (avances por encima del 2,5%) y su comportamiento podría ser similar al del curso pasado, sobre todo si los datos macroeconómicos van a peor. 

El atractivo en las eléctricas, que regresará ante este mensaje más pesimista del BCE, se fundamenta en que se trata de un mercado regulado, que tiene un carácter defensivo (poco ligado a la evolución del ciclo económico) y que ofrece una elevada rentabilidad por dividendo. De hecho, y ante las perspectivas alcistas de los bancos de inversión para la renta variable, ninguna de ellas gozaba de buenas recomendaciones. Todas, a excepción de Iberdrola, única con recomendación de compra y potencial alcista. 

Las fuertes subidas que experimentaba el sector han hecho que la única que tenga un precio objetivo superior al de su precio de cotización sea Iberdrola. La compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán tiene un precio objetivo de 7,72 euros, es decir, podría avanzar cerca de un 1,5% en caso de que se cumplan las previsiones del consenso de mercado. Por su parte, ninguna de sus 'rivales' en el selectivo cotiza por debajo de su precio de valoración, por lo que (a día de hoy y sin ajustar sus valoraciones) sufrirían descensos en el parqué. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios