Un 9,9% más

El club del Ibex 35 invirtió 6.621 millones en 2018 en la compra de acciones propias

Las grandes empresas de la bolsa española elevaron su inversión en sus propias acciones durante 2018 aunque su valor disminuyó.

Economía/Bolsa.- El Ibex 35 aguanta los 9.200 puntos con una caída del 0,47% en la sesión
El Ibex 35 apuesta por sus propias acciones más que en 2017.  - Archivo

La gran empresa cotizada en bolsa apuesta más dinero por sí misma. La autocartera de las compañías que forman parte del  Ibex 35 aumentó ligeramente al cierre de 2018 frente a 2017. El número de acciones en autocartera pasó de representar el 0,62% de 2017 al 0,7% al cierre de 2018, según un informe publicado por Bolsas y Mercados (BME) que cita datos de los registros oficiales de la CNMV. En la comparativa, treinta de las 35 empresas que forman parte del índice bursátil Ibex 35 mantenían acciones en autocartera y, de ellas, 16 compañías aumentaron su posición y otras 10 redujeron la posesión de sus propios títulos.

En conjunto, el 0,7% del capital que mantenían en autocartera las integrantes del Ibex 35 tenía un valor de mercado de 3.298 millones de euros, un 6,6% inferior al valor de la inversión en acciones propias un año antes. “Sin embargo, si se le agrega el valor de las acciones amortizadas (eliminadas) durante el año por las compañías del Ibex 35 a diciembre de 2018, el valor de mercado se eleva a 6.621 millones de euros, un 9,9% más que los 6.026 millones registrados por las 35 del Ibex en 2017”, explica Amelia Sánchez, del servicio de estudios de BME.

Evolución de la autocartera del Ibex 35

Acciona, Amadeus e Iberdrola, a la cabeza

Los aumentos más relevantes de autocartera en el año los protagonizaron empresas como Acciona, que pasó del 0,07% al 5,08% su posición en acciones propias. El holding de construcción y energías renovables es en este 2019 uno de los valores más alcistas de la bolsa, con alzas superiores del 40%. En segundo lugar se sitúa Amadeus, que aumentó su autocartera en siete millones de títulos, hasta el 1,87% de su capital social (0,24% en 2017); y el tercer incremento importante es el aumento en sesenta millones de títulos de la autocartera de Iberdrola, que elevó su posición del 1,2% al 2,13%. Al otro lado de la balanza, las reducciones de autocartera más notables en 2018 fueron las realizadas por Mediaset España, Inmobiliaria Colonial e Indra.

Según la legislación española para empresas cotizadas, el límite máximo de autocartera que puede tener una empresa se sitúa en el 10% del total de las acciones que componen el capital emitido. En 2018 de las treinta sociedades con autocartera nueve tenían porcentajes superiores al 1%, y entre éstas solamente Acciona con el 5,1% de su capital social se aproxima al ecuador del límite del 10%. Técnicas Reunidas, Iberdrola y ACS mantuvieron en 2018 autocarteras que representaban porcentajes de 3,9% y el 2%, de sus capitales sociales. Las otras cinco compañías: Amadeus, Banco Sabadell, Merlin, Telefónica y Ferrovial finalizaron 2018 con autocarteras que superan el 1% de su capital social.

Remuneración al accionista

El valor de mercado de la autocartera de estas nueve compañías al finalizar 2018 era de 2.701 millones de euros, el 82% del valor total de la autocartera de las compañías del selectivo español. “Las compañías dan distintos usos a la autocartera, entre los que se encuentra aumentar la retribución de sus accionistas. La amortización de autocartera y reducción de capital por parte de las compañías eleva la participación de los accionistas en los beneficios de éstas”, señala el informe.

A lo largo de 2018 seis de las compañías con autocartera del Ibex 35 realizaron amortizaciones de acciones propias. Estas sociedades fueron: ACS, Ferrovial, Iberdrola, IAG, Mediaset España y Repsol. Ya en 2019 (hasta el mes de mayo) Iberdrola, Mediaset España, Acerinox, Bankia y Naturgy han comunicado a la CNMV a través de Hechos Relevantes su intención comprar acciones propias para su amortización en 2019.

Otra forma de retribuir al inversor mediante la autocartera es la distribución de acciones propias a los accionistas que las reciben como pago en especie (dividendo flexible o dividendo opción). En 2018 mediante la compra de acciones propias Iberdrola atendió su programa de dividendo flexible. Otras sociedades como ACS, Ferrovial y Repsol llevaron a cabo en 2018 la compra de acciones propias para su amortización y reducción de capital con el fin de contrarrestar el efecto dilución de sus programas de dividendos flexibles.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING