Junto a Hermès, Nestlé o Novartis

¿En busca de dividendo? Red Eléctrica y Enagás son dos 'aristócratas' europeos

El S&P Europe 350 Dividends Aristocrats Index incluye a las firmas que han aumentado sus retribuciones cada año durante al menos 10 consecutivos

Enagás y Red Eléctrica, aristócratas del dividendo en Europa
Enagás y Red Eléctrica, aristócratas del dividendo en Europa

¿Qué tienen en común firmas como las españolas Red Eléctrica y Enagás, las francesas Hermès y L'Oréal o las suizas Nestlé y Novartis? Todas ellas son compañías con una jugosa retribución a sus accionistas que, además, ha ido aumentando o se ha mantenido en el tiempo. Tanto es así que estas seis firmas forman parte, junto a otras treinta y tres, del S&P Europe 350 Dividends Aristocrats Index.

Este índice incluye a aquellas compañías del Viejo Continente que han aumentado sus retribuciones cada año durante al menos diez y de forma consecutiva. Con una presencia mayoritaria de firmas británicas (17 en total, entre las que se encuentra por ejemplo Imperial Brands), los llamados "aristócratas del dividendo" son sobre todo empresas con estabilidad en sus cuentas y buenas perspectivas, que les permiten ser generosas en el pago a sus accionistas, como explica Victoria Torre, de Self Bank.

En el caso de las españolas que forman parte de este selecto índice, Red Eléctrica y Enagás, nos encontramos con dos de las escasas compañías que gracias sobre todo a su carácter defensivo han podido aguantar el tipo en un año en el que su índice de referencia, el Ibex 35, cae más del 15% a falta de una sola sesión y está a punto de despedir su peor ejercicio desde 2010.

Frente a este mal desempeño, la operadora del sistema eléctrico se revaloriza un 9,91% desde enero y la empresa que gestiona la red de gasoductos españoles avanza un 3,58%. Las dos muestran además "fortaleza alcista" para IG Markets, sobre todo ante la perspectiva de que persista la incertidumbre a nivel global por el temor a un frenazo de la economía. 

En estos momentos de mayor tensión es cuando la elevada rentabilidad por dividendo que ofrecen las dos las hace aún más atractivas. Red Eléctrica ha ido aumentando esta ratio desde el 4,01% en 2014 hasta el 4,9% este año, y tiene previsto hacerlo al 5,25% de cara ya al próximo ejercicio.

En este periodo su dividendo neto ha pasado de los 0,75 euros de hace cuatro años a los 0,98 euros de 2018 (abonará los 0,27 euros por título que le restan para llegar a esa cantidad el próximo 8 de enero, cuando destinará 147 millones al pago a sus accionistas). A cuenta de los resultados de 2019, Red Eléctrica prevé abonar un dividendo de 1,05 euros.

En el caso de Enagás, su rentabilidad por dividendo ha ido aumentando de forma progresiva desde el 5,45% del año 2014 hasta el 6,39% actual y el año que viene lo hará, en principio, hasta el 6,68%. En este tiempo el dividendo neto ha aumentado desde 1,30 euros hasta los actuales 1,53 euros. El próximo ejercicio tiene previsto premiar a sus accionistas con un dividendo de 1,60 euros.

Los expertos consultados inciden en que, a la hora de invertir por dividendo, es importante analizar no solo la rentabilidad en sí, sino también la sostenibilidad del mismo. "Cuando la rentabilidad por dividendo es muy alta, a veces hay que pararse a pensar en el motivo y debemos ser cautelosos si creemos que la empresa está en una situación complicada y podría tener problemas para mantener dicho suculento dividendo", explica Torre.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING