Repartirá 5.940 millones

Endesa mete un tijeretazo a su dividendo: pagará un 80% de sus beneficios en 2021

La compañía eléctrica en manos de la italiana Enel repartía el 100% de sus ganancias, una situación que ha elevado con fuerza su deuda.

Imagen de la fachada de la sede de Endesa
Endesa mete un tijeretazo a su dividendo: pagará un 80% de sus beneficios en 2021. / Endesa

Endesa cumple con las estimaciones de las grandes casa de inversión, Goldman Sachs apostó a un recorte en la retribución al accionista, y reducirá su agresiva política de dividendos a partir de 2021, pasará de un 'pay out' (porcentaje del beneficio que van a dividendos) del 100% al 80%. No sin antes repartir 5.940 millones de euros en 2018, 2019 y 2020, según la actualización del plan estratégico de la compañía remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Esta decisión representa un cambio respecto a la política de dividendos que había instaurado en sus últimos planes la energética, cuyo principal accionista es la italiana Enel con una participación del 70%, y que suponía destinar a retribución de sus accionistas el 100% de su beneficio cada año.

En la presentación remitida al regulador, la compañía presidida por Borja Prado señala que, una vez confirmados los compromisos de los planes anteriores, esta nueva política de dividendos representa un "ajuste al crecimiento futuro". En concreto, para este año prevé un dividendo mínimo para sus accionistas de 1,33 euros brutos por acción, por encima de los 1,32 euros que abonó en 2017.

En cuanto a planes futuros de la empresa, Endesa espera aumentar su beneficio bruto de explotación (ebitda) en 2021 hasta los 3.800 millones de euros frente a los 3.400 estimados para el 2018, lo que supone un incremento del 12%. El principal segmento que debe impulsar dicha mejora será el de Generación y Comercialización gracias "al aumento de los precios del pool, al impacto positivo de la nueva capacidad de renovables y al mayor margen de comercialización".

Con ello, la firma espera elevar sus beneficios un 24% hasta 2021, en el que alcanzará los 1.800 millones, según sus propias estimaciones. Además, el volumen de deuda alcanzará los 7.600 millones de euros, lo que representará 1,8 veces su ebitda, frente a las 1,7 veces que se prevé para este 2018.

Endesa se posiciona para la transición

La compañía ha subrayado en su informe que invertirá "en nueva generación renovable, manteniendo al mismo tiempo un parque de generación térmica suficiente para proporcionar un respaldo competitivo y con bajas emisiones". De hecho, el mayor volumen de inversiones en los próximos años lo absorberá su apuesta por las energías verdes con más de 2.000 millones de euros.

La eléctrica también ha especificado que pretende invertir en los próximos años hasta 6.400 millones de euros, 7.100 millones en el caso de contar con las cesiones a clientes. Además de las renovables, el capex regulatorio un gran volumen con más de 2.500 millones, de los que unos 600 millones corresponden a gastos extrapeninsulares.

Por años, el mayor desembolso se realizará en 2019 con cerca de 1.800 millones de euros, de los que casi un 40% corresponden a gasto en renovables. Para los años 2020 y 2021 se prevé que dicha financiación se sitúe en los 1.600 millones de euros.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios