Elecciones en Turquía

Erdogan amenaza a los vendedores de la lira en un mitin: "Lo pagarán muy caro"

La divisa turca experimenta su mayor caída desde la crisis del pasado verano en la semana previa a las elecciones generales en Turquía

Fotografía Erdogan
Erdogan se presenta a las elecciones este domingo. / EFE

Nuevo periodo de inestabilidad para Turquía a las puertas de las elecciones. El presidente turco, Tayyip Erdogan, dijo este domingo que aquellos en el sector financiero que compran monedas extranjeras con la expectativa de que la lira turca caiga pagarán "un precio muy alto", y agregó que el Ministerio de Finanzas está trabajando en un plan para neutralizar la inestabilidad de su divisa. La lira turca cayó más de un 4 por ciento frente al dólar estadounidense el viernes, su mayor caída de un día desde que se desató una crisis monetaria en agosto. 

"Hago un llamamiento a aquellos que participan en tales actividades en la víspera de las elecciones, conocemos todas sus identidades. Sabemos lo que están haciendo todos ustedes. Sepan que, después de las elecciones, les presentaremos una factura muy cara", amenazó en uno de los últimos mítines previos a las elecciones del próximo domingo 31 de marzo. Erdogan ha mantenido en los últimos meses que la inestabilidad de su divisa estaba motivada por el pulso de las relaciones con EEUU.

Más allá de la tensión geopolítica, los datos económicos en Turquía no ayuda. Según el banco central turco, los depósitos y fondos de divisas extranjeras, incluidos los metales preciosos en poder de los locales turcos, alcanzaron un nivel récord en la semana del 15 de marzo, lo que según los economistas señaló una caída en la confianza en la lira. La divisa bajó a 5,78 unidades frente al dólar, mientras que su cotización frente al euro se depreció a 6,38 unidades desde las 6,2 del pasado jueves.

Los bancos españoles se encuentran entre los más expuestos a la economía turca debido a la presencia en este mercado de BBVA, que se hizo con el segundo banco del país. En el caso de Turquía, coincidiendo con las turbulencias que afectaron a la moneda y al conjunto de la economía otomana, la banca española redujo en un 16,5% sus posiciones, hasta 61.006 millones de dólares (53.517 millones de euros), cifra que representaba el 34,8% de total de la banca internacional al país.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios