Informe anual de Janus Henderson

España pierde una posición ante Rusia en el ranking mundial de dividendo por país

Los dividendos de las empresas cotizadas en España se elevaron un 11% en 2018, pero se ven rebasadas por las rusas por primera vez.

Ránking de dividendos por países.
 

Por cuarto año consecutivo, los dividendos corporativos de las empresas españolas crecieron en 2018 pero esto no fue suficiente para que mantener su posición en el ranking por países que elabora la firma Janus Henderson desde 2012. España perdió por primera vez la undécima plaza frente a Rusia y bajó a la duodécima de una clasificación que encabezan EEUU, Reino Unido y Japón. El estudio (PDF) analiza los dividendos brutos (antes de las retenciones fiscales y obviando los scrips) que reparten las 1.200 empresas más importantes del mercado por su capitalización bursátil y lo mide todo en dólares.

“En caso de ofrecerse un dividendo en acciones (scrip dividend), se asume que los inversores optan al 100% por el efectivo”, aclaran en el estudio que resta importancia a esta práctica de dividendos flexibles, salvo para España, que es “un caso especial”, según Janus. Los scrips o dividendos flexibles comprenden el reparto de acciones en lugar del efectivo, con su efecto dilutivo bajo el brazo para el accionista, una práctica que ha gozado de gran éxito en España en los últimos diez años.

Según la medición de Janus, las empresas españolas registraron dividendos el pasado año por valor de 24.400 millones de dólares (unos 21.400 en euros), un 11% más que en 2017. “Banco Santander, la empresa española que más dividendos abona, aumentó su reparto un 5%, y diversas compañías exhibieron alzas de dos dígitos en su remuneración al accionista. Telefónica destacó por mantener intacto su dividendo, y solo BBVA lo recortó en términos interanuales”, recoge el informe. El barómetro de referencia de los dividendos recuerda que las empresas españolas todavía pagan un 28% menos al accionista que hace diez años y un 22% menos que en 2014, cuando la eléctrica Endesa disparó el mayor dividendo de la historia bursátil en España con más de 16.000 millones.

Dividendos menos volátiles que los beneficios

En términos globales, ni la volatilidad de los mercados, ni las dudas acerca de la desaceleración y de su impacto en las empresas impidieron que las compañías cotizadas de todo el mundo elevasen la remuneración a sus accionistas hasta un nivel récord en 2018. Los dividendos aumentaron un 9,3% hasta los 1,37 billones de dólares. En términos subyacentes (ajustando los pagos extraordinarios, los tipos de cambio o variaciones en los índices) registraron su mejor comportamiento desde 2015 con un avance del 8,5%, por encima de su media a largo plazo. Ese avance fue incluso mayor en el caso de Japón, del 10,6% hasta los 79.100 millones de dólares, un nivel no visto antes en el país nipón.

Frente a la fortaleza de los dividendos japoneses y los estadounidenses (los segundos superaron por primera vez el umbral del medio billón), Europa se quedó rezagada con un avance del 5,4% hasta los 256.100 millones de dólares. No fue el caso de Reino Unido que, impulsada por las mineras, los bancos y British American Tobacco, vieron crecer un 8,8% el reparto a sus accionistas hasta 99.500 millones.

La contribución de Rusia, gracias al petróleo, permitió a los emergentes registrar su cota máxima en lo que a retribución a los accionistas se refiere en 120.900 millones, un 15,9% más que el año anterior. A lo largo del último ejercicio los repartos en el sector de la minería fueron los que más crecieron, sobre todo en Australia, Rusia y Reino Unido. En términos de volumen el que más repartió fue el financiero, con un aumento subyacente del 11,7%. Casi nueve de cada diez empresas en todo el mundo elevaron o mantuvieron su retribución al accionista.

Apple, la segunda empresa más ‘generosa’

El ránking mundial del dividendo lo lideró por tercer año consecutivo la petrolera Royal Dutch Shell, que es la que más ha pagado a sus accionistas en cinco de los siete últimos ejercicios. Segundo es el gigante tecnológico Apple, que ha adelantado a otra petrolera (Exxon Mobil). El fabricante del iPhone apenas lleva un lustro en la liga de las empresas que reparten dividendos, pero con sus 3.700 millones de dólares trimestrales se ha convertido en una de las más generosas. Su historia de pagos al accionista lo dice todo: 200.000 millones en recompras de títulos y más de 80.000 millones en dividendos en los últimos seis años y medio.

El informe concluye con algunas previsiones para los próximos ejercicios. Janus Henderson prevé un crecimiento subyacente de los dividendos del 5,1% en 2019, "lo que se traduce en una expansión general del 3,3%, suponiendo que el dólar estadounidense mantenga su tipo de cambio actual frente al resto de las principales monedas". Las empresas objetivo del estudio distribuirán a sus accionistas 1,414 billones de dólares este año, casi 700.000 millones o un 100% más que hace diez años. En 2013 se cerró primer ejercicio por encima del billón.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios