Supera los 1.000 millones invertidos

El Estado finlandés blinda su presencia en Nokia con la guerra por las redes 5G

El fondo público de inversión Solidium ha reforzado su participación en la multinacional tras adquirir acciones por 207 millones de euros en lo que va de 2020.

Antti Mäkinen, CEO Solidium
Antti Mäkinen, CEO Solidium
Solidium

El Estado finlandés apuesta por el despliegue del 5G y el futuro de las 'telecos'. El fondo de inversión Solidium, de propiedad pública, ha reforzado su participación en Nokia tras adquirir acciones por 207 millones de euros y ya posee el 5% de la multinacional con sede en Finlandia. En una clara apuesta por el sector, el Gobierno supera los 1.000 millones de euros invertidos en títulos de la empresa que ahora se dedica principalmente a distribuir equipos de redes de telecomunicaciones como el 5G.

"Tenemos las expectativas puestas en Nokia y en el nuevo equipo gestor. Confiamos en que el potencial que vemos se hará realidad". Estas han sido las palabras del consejero delegado del fondo, Antti Mäkinen, sobre la transacción, aunque ha dicho que esperan resultados a largo plazo tras los malos resultados de la empresa. Makinen, en declaraciones a 'Reuters', ha hecho referencia a los movimientos entre los altos directivos de la compañía, que cambió de consejero delegado en agosto tas reducir su perspectiva de ganancias y detener el pago de dividendos.

La facturación de la empresa entre enero y julio alcanzó los 10.005 millones de euros, un 6,7% menos que un año antes lastrado por la pandemia, con una caída del 7,5% de los ingresos del negocio de redes y del 1% en el de software. Sin embargo, respecto al año anterior, el fabricante finlandés de equipos redujo un 97,3% sus pérdidas netas atribuidas en el primer semestre de 2020, con unos 'números rojos' de 17 millones de euros.

Nokia fue el mayor fabricante de teléfonos móviles hasta 2011 cuando la llegada de los smartphones de Apple y Samsung ganó terreno hasta que provocó el desplome de su participación en el mercado. Desde entonces la compañía ha luchado por hacerse un hueco en el competitivo negocio de la red 5G a nivel mundial. Impulsado por el veto a Huawei en Estados Unidos y Reino Unido, se ha adjudicado importantes contratos con empresas como T-Mobile y en España trabaja con Ericsson para desplegar en siete ciudades la red móvil de Telefónica.

Solidium se hizo inversor de Nokia en 2018 tras hacerse con el 3,3% de la compañía, participación que ha ampliado hasta tener una importante presencia en el consejo administrativo. El valor de los títulos de Nokia que posee el fondo se eleva hasta los 1.010 millones de euros, superado únicamente por la participación en la aseguradora finlandesa Sampo Group, una de las más grandes del país, que se eleva hasta los 1.512 millones, y las acciones en Stora Enso Oyj, empresa dedicada a la producción de papel, que ascienda a los 1.141 millones.

Mostrar comentarios