Pago de 0,11576 euros por acción

El Estado recuperará el jueves otros 220 millones en Bankia por su dividendo 

El banco presidido por José Ignacio Goirigolzarri repartirá 358 millones de euros a sus accionistas, un 5% más que el curso pasado. 

Evolución del pago de dividendos de Bankia

Quinto dividendo en la historia de Bankia. El Estado, a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y gracias a su participación vía BFA, espera como agua de mayo el dividendo que abonará la entidad la próxima semana. El banco presidido por José Ignacio Goirigolzarri retribuirá a sus accionistas con un pago de 0,11576 euros por acción el 11 de abril, jueves, a todos aquellos con participaciones adquiridas dos días antes y mantenidas hasta que se ejecute dicho reparto. Todo ello, por casualidad, mientras se celebra el juicio por la salida a bolsa de Bankia. 

La participación que tiene el Estado en Bankia, que asciende hasta el 61,417% del capital, les permitirá recuperar otros 220 millones de euros. De hecho, su porcentaje en el accionariado ha aumentado este año desde el 61,362% "como consecuencia de las acciones que pasan a ser titularidad de BFA por la ejecución de sentencias y acuerdos transaccionales para evitar o poner fin a pleitos", tal y como señala la propia compañía. 

Bankia, por tanto, repartirá entre todos sus accionistas 358 millones de euros, un 5% más que el curso anterior. Otros grandes inversores que estarán atentos al próximo jueves serán las gestoras de fondos Artisan Partners Asset Management (3,07% del capital) e Invesco Limited (1,046%), accionistas significativos de la entidad. Por su parte, habrá otro casi centenar de fondos españoles que recibirán algún dividendo debido a que tienen posiciones en su cartera, que ascendían hasta los 129,5 millones de euros de patrimonio, según datos a cierre de 2018. 

La entidad acelerará el pago de dividendos los próximo cursos e incluso podría lanzar una retribución extraordinaria para cumplir su 'hoja de ruta'. ¿El motivo? El banco, dentro de su plan estratégico 2018-2020, tiene previsto repartir 2.500 millones de euros a través de dividendos. Es decir, el Estado se embolsaría una cuantía, a precios de mercado, en torno a los 1.535 millones de euros. 

La incertidumbre acerca de la privatización de Bankia abre la posibilidad de que el Estado cobre toda esa cuantía ya que la venta podría aplazarse más allá de 2019. Algo que ya afirmó Nadia Calviño, ministra de Economía, al destacar que el plazo de venta puede retratarse ya que "no se descarta ninguna opción". De hecho, se contempla tanto la posibilidad de que se vendan más paquetes o, directamente, toda la participación si hubiera interesados. 

Con el pago del próximo jueves, el Estado habrá recuperado alrededor de 3.085 millones de euros, solo un 13,77% de los fondos que inyectó en la entidad: más de 22.400 millones de euros. La mayoría de la cuantía ha sido obtenida a través de las dos colocaciones de títulos llevadas a cabo en el mercado, mientras que 961 millones serían a través del reparto de beneficios. 

De hecho, si el Estado decidiera vender su participación obtendría, a precios de mercado, unos 4.625 millones de euros. Por tanto, sumado a los dividendos ya percibidos (no incluiríamos el pago del próximo jueves) la cuantía sería cercana a los 5.370 millones. Es decir, las arcas públicas solo recuperarían una cantidad inferior al 25% inyectado a la entidad. 

Los bancos de inversión arrojan poco optimismo acerca de la evolución bursátil de Bankia. El consenso de mercado recomienda 'vender' los títulos del banco presidido por José Ignacio Goirigolzarri pero le asignan un precio objetivo de 2,85 euros, por lo que tendría un potencial a doce meses superior al 20%. No obstante, la compañía se ha desmarcado de las subidas casi generalizadas de la bolsa española al retroceder en torno a un 4,5% en 2019. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios