Miércoles, 20.11.2019 - 20:59 h
Por primera vez desde 2013

Slim cumple su promesa y FCC repartirá un dividendo de 0,40 euros por acción

El mexicano que salvó a la constructora de la quiebra ya apuntaba en julio a que su solidez financiera le permitiría volver a repartir beneficios.

Carlos Slim, Esther Koplowitz y Pablo Colio en el 'Investor Day' del grupo
Carlos Slim, Esther Koplowitz y Pablo Colio en el 'Investor Day' del grupo / FCC

Carlos Slim, máximo accionista de FCC, ha cumplido su palabra. El pasado mes de julio, en el primer 'Investor Day' de la constructora desde la llegada del mexicano, abría la puerta a una posible vuelta al dividendo de la constructora y lo acaba de hacer realidad. La compañía ha remitido un hecho relevante a la CNMV en el que señala que "el Consejo de Administración de FCC celebrado el pasado 21 de marzo acordó, sometido a ciertas condiciones las cuales se han cumplido en el día de hoy,  proponer a la Junta General de Accionistas el reparto de un dividendo flexible".

En este sentido, el reparto, que permitirá "percibir el importe en efectivo o su importe equivalente en acciones liberadas de la sociedad", ascenderá a una cuantía por acción de 0,40 euros brutos. Por ello, el desembolso máximo sería de 151,5 millones de euros. 

Tal y como ha comunicado la propia compañía, "con esta operación, FCC anuncia la vuelta al pago de dividendo suspendido desde el año 2013".  Los buenos números de la compañía -el pasado ejercicio obtuvo un beneficio de 251,6 millones, un incremento de 113,2% respecto a 2017- han conseguido que saque adelante tan importante hito para los accionistas. 

De esta forma, el mexicano y las Koplowitz cumplen su promesa de repartir entre sus accionistas una parte del beneficio obtenido durante el ejercicio de 2018. Así lo explicaba el consejero delegado de FCC, Pablo Colio, hace solo unos meses cuando aseveraba que "una vez efectuada la venta de la parte de Aqualia, nos dejará en una situación ventajosa para volver a repartir dividendo". 

Según señalaba por aquel entonces la propia compañía, una de las claves para la vuelta al dividendo en FCC sería la fuerte reducción de deuda que ha acumulado la firma en los últimos años. En total, el endeudamiento neto de la constructora ha caído cerca de un 35%. Además, habría que sumarle unos costes financieros más bajos, tanto por la caída de los intereses como por la caída del peso de la deuda. Por último, la venta del 49% de Aqualia supondría el apuntalamiento de la posición financiera de la firma.

Por ello, y según señalaba el propio Slim, una vez que FCC vuelva a dar dividendo ya no habrá "marcha atrás" y se "aborde un pago recurrente y permanente". Hasta el saneamiento de la compañía, los bancos habían impuesto restricciones al reparto de los beneficios entre los accionistas, por lo que estos no habían podido cobrarlos en los últimos años.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING