El miércoles comparece Powell

La Fed pondrá sobre la mesa otra rebaja de tipos... y se va quedando sin margen

El banco central de EEUU arranca su reunión de dos días de política monetaria para reafirmar su visión acomodaticia de las últimas reuniones.

Jerome 'Jay' Powell es el presidente de la Fed desde noviembre de 2017.
Jerome 'Jay' Powell es el presidente de la Fed desde noviembre de 2017. / Fed / L. I.

Los analistas coinciden en que se trata de la cita económica de la semana. El mercado da actualmente una probabilidad muy elevada, cercana al 90%, a que la Fed vuelva a bajar sus tasas de interés de referencia por tercera vez y de forma consecutiva con el objetivo de evitar un enfriamiento de la economía estadounidense a causa del frenazo de los principales países del globo. Lo hará y hay quienes advierten de que el organismo está quedándose sin margen.

Es lo que defiende, por ejemplo el Banco de España (BdE), en un artículo analítico en el que recuerda que en anteriores ocasiones cuando la economía estadounidense estaba a punto de entrar en recesión, el nivel de tipos descontada la inflación era más elevado que el actual. Es decir, que el banco central de Estados Unidos contaba con más capacidad de maniobra de la que tiene actualmente.

Desde la consultora de análisis de mercado MacroYield advierten de que el anuncio de la Fed puede provocar cierta decepción en los inversores, puesto que el mensaje de Powell puede volver a sugerir "que se trata de un ajuste monetario de mitad de ciclo y que puede ser el momento de esperar a ver el impacto de los tres recortes o al menos de exigir un deterioro económico más claro a la decisión de volver a recortar".

En un contexto en el que las grandes amenazas del Brexit y la guerra comercial empiezan a suavizarse y con una fortaleza económica que aún parece clara en la primera economía del mundo, "ese mensaje resulta especialmente creíble y puede propiciar cierto repunte en la curva de EEUU y en el dólar, así como favorecer alguna corrección en la renta variable", añaden y aseguran que, con con toda probabilidad y como ya sucedió la última vez, al menos dos miembros del FOMC votarán en contra del recorte.

Pese a que tras los dos recortes consecutivos de tipos anteriores el mensaje de el banco central sugirió que se trataba de movimientos potencialmente aislados, la comunicación de las últimas semanas, la coartada de algunos indicadores económicos de relativa debilidad (como el ISM de manufacturas, las ventas minoristas, los pedidos de bienes duraderos o la persistencia de una inflación moderada), unida a las incertidumbres políticas y económicas globales sugieren que es muy probable ese tercer recorte... y tampoco permiten descartar que haya un cuarto antes de que finalice el año. Una probabilidad que, sin embargo, no pasa del 35% ó 40% para los expertos de Renta 4

En opinión de Juan J. Fernández-Figares, responsable de Análisis de Link Securities, la reacción de las bolsas será muy diferente si la Fed opta por comunicar al mercado que, tras esta actuación, su intención es la de hacer ese 'alto en el camino' o si, por el contrario, deja la puerta abierta a nuevas rebajas de tipos, "siempre que lo considere necesario". Así, sería negativa en el primer caso, al menos en el corto plazo, y positiva en el segundo.

La justificación de Powell

Las actas de la última reunión muestran una falta de consenso sobre nuevos recortes de los tipos, dadas las reducciones que el comité ya anunció en julio y septiembre. Pero "creemos que el presidente de la Fed, Jerome Powell, tiene suficientes argumentos para justificar una disminución adicional de 25 puntos básicos" en este encuentro, defiende Franck Dixmier, director global de Renta Fija de Allianz Global Investors.

El experto hace referencia en concreto a la fuerte contracción del Índice Económico de gestión de Compras de Manufactura (PMI) y a la estabilización en niveles muy bajos del indicador del sector servicios. Ambos muestran, desde su punto de vista, "que la guerra comercial está afectando a la industria, comenzando a afectar los servicios y podría contaminar al consumo". Algo que se vería reforzado por las débiles expectativas de inflación (la encuesta de la Fed de Nueva York sobre las expectativas del consumidor la coloca en el 2,37% a tres años, su nivel más bajo desde 2013).

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING