Emisiones de CO2

Fiat se eleva en bolsa tras su acuerdo con Tesla para limpiar su huella de carbono

El grupo italiano pagará "cientos de millones de euros" al grupo estadounidense por sus derechos de emisión de CO2 para evitar multas de la UE.

Jeep Wrangler
Jeep, una de las marcas del grupo Fiat Chrysler. / Archivo

Fiat Chrysler Automobiles (FCA), el grupo bajo control de la familia italiana Agnelli, pagará al fabricante de vehículos eléctricos Tesla Motors "cientos de millones de euros" para incorporar a su flota modelos eléctricos de la compañía de Elon Musk y rebajar las emisiones medias de CO2 del grupo. El objetivo del acuerdo es limpiar su actual huella de carbono, una de las más contaminantes en Italia, para evitar posibles multas de los reguladores europeos al fabricante de coches Fiat, Jeep o Chrysler. Las acciones de la italoestadounidense suben un 2% en Milán.

El dato

Un negocio millonario para Tesla

El grupo estadounidense Tesla ha ingresado más de 1.000 millones de dólares en los últimos tres años vendiendo derechos de emisiones en los EEUU

Según avanzó el diario 'Financial Times' este fin de semana, el acuerdo está valorado en varios "cientos de millones" y tendrá un carácter plurianual. FCA tratará de compensar las emisiones actuales de CO2 (dióxido de carbono) de sus automóviles con los vehículos eléctricos de Tesla, que no presentan este problema de emisiones contaminantes. El grupo estadounidense que lidera Musk ha ingresado más de 1.000 millones de dólares en los últimos tres años vendiendo derechos de emisiones en los EEUU a otras empresas, según consta en el informe anual de la compañía, y ahora comienza monetizar esa capacidad sobrante -sus vehículos tienen 0 emisiones directas- en Europa.

Las normas europeas permiten a los fabricantes de automóviles que compensen sus emisiones de forma interna, que es lo que hace por ejemplo Volkswagen, al nivelar las emisiones de VW, Seat y Skoda con las de Porsche y Audi.  Pero además, las reglas comunitarias también consienten operaciones entre compañías separadas como la que FCA hará con Tesla. De esta manera, FCA evitará multas millonarias a las que se enfrentaría por infringir las normativas de la Unión Europea (UE) sobre la emisión de gases contaminantes. Los nuevos estándares  entrarán en vigor en 2020 y obligarán a los fabricantes automovilísticos a reducirlas hasta los 95 gramos por kilómetro.

Las regulaciones permiten que un fabricante de vehículos de emisiones cero obtenga derechos de emisiones de CO2 y venda sus excedentes a otros fabricantes. Este 'activo verde' en el pasado han impulsado las ganancias de la compañía de Palo Alto, California, permitiéndole publicar ganancias trimestrales cuando de lo contrario habría registrado una pérdidas. Tesla recientemente comenzó a entregar su nuevo Modelo 3 a los mercados internacionales en China y Europa. Sin embargo, las entregas de la compañía cayeron en el primer trimestre, ya que luchó con estos envíos debido a los tiempos de tránsito más largos.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING