Sus dos posiciones preferidas

Fiebre por la 'deuda Sánchez': los fondos compran más pese al mínimo histórico

La presión compradora de los inversores institucionales presionan el precio al alza y provocan que la rentabilidad caiga a mínimos históricos. 

Evolución de los fondos de inversión de renta fija

Sigue la fiebre compradora por la deuda pública española. Los inversores y gestores se están lanzando a comprar y, como es lógico, la rentabilidad ha caído a mínimos históricos con el bono a diez años ofreciendo solo un 0,80%. ¿El motivo? La rentabilidad se comporta de manera inversa al precio y el mercado descuenta que la situación política, tras la celebración de las elecciones generales, autonómicas y municipales es de estabilidad con la victoria de Pedro Sánchez y el 'pinchazo' en las urnas de las expectativas que rodeaban a posiciones más radicales como las de Vox y Unidas Podemos. 

Los fondos de inversión registrados en CNMV son conscientes de esta situación y celebran la subida del precio (y caída de la rentabilidad), tanto los que optaron por comprar estos productos en su lanzamiento como los que están entrando algo más tarde y que, como es lógico, obtienen menos rédito. De hecho, los dos activos más comprados por los fondos son dos emisiones del Tesoro de España. 

En las obligaciones del Tesoro con vencimiento el 30 de abril de 2024 los fondos de inversión españoles tienen invertidos cerca de 2.030 millones, según datos a cierre del primer trimestre. De hecho, el número de gestores que tienen bonos en su cartera se ha disparado, solo en el último trimestre, de los 67 a los 83. El Laboral Kutxa Renta Fija Garantizado es el que tiene más exposición al irrumpir en el primer trimestre del año y contar con un 96,1% de su patrimonio.

Decisión que provocará más de un quebradero de cabeza a sus partícipes. ¿El motivo? Su irrupción tardía en la emisión del Tesoro provocará que no dé una gran rentabilidad a los inversores. Según recoge el folleto de la entidad vasca, "garantiza a vencimiento (30 de abril de 2025) el 103,50% del valor liquidativo inicial a 25 de mayo de 2018 (TAE a 0,5% para suscripciones mantenidas a vencimiento)". De hecho, con solo comprar en el lanzamiento de la emisión de deuda y aguantar a vencimiento obtendríamos un cupón anual del 3,8%. 

En otras obligaciones del Estado, con vencimiento el 31 de octubre de 2024, los fondos españoles han invertido 1.602 millones de euros, casi 300 millones de euros más que en el trimestre anterior. Todo ello pese a que el número de fondos solo ha aumentado en uno, hasta los 18, pero 13 de ellos han optado por invertir más durante los tres primeros meses de este año. 

Esta situación es todo lo contraria a la que se vive en Italia. La rentabilidad de su bono a diez años está cerca de tocar máximos desde el mes de marzo y se encuentra en el 2,71% pero aún alejado de los niveles de comienzos de año. El porcentaje, muy superior al de España, descuenta un escenario de inestabilidad ya que, recientemente, el triunfo amplio de Salvini en las elecciones europeas podría provocar un adelanto electoral en Italia y dar alas a la Liga Norte, partido de extrema derecha. 

Los inversores en fondos de inversión tienen claro que hay distintos focos de incertidumbre, pese al rebote de las bolsas en este 2019, lo que ha provocado que tomen 'refugio' y compren productos de renta fija, que junto con los monetarios, son los que registran más suscripciones netas (entradas netas). En la categoría de renta fija a corto plazo han entrado 612,13 millones de euros mientras que en la de largo plazo la cuantía ha ascendido a 782,09 millones. Situación que choca con las suscripciones que vive la industria en los cuatro primeros meses del año y que ve como las retiradas de dinero son de 698 millones. 

Los fondos europeos de renta fija a corto y largo plazo son rentables este año pero se quedan algo rezagados respecto al resto, según datos de la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones (Inverco). Los primeros dan una rentabilidad del 0,61% a sus partícipes mientras que los segundos lo hacen en un 1,50% durante este 2019. 

La positiva evolución de la renta fija y la renta variable es algo que no se produce habitualmente. Los gestores de uno de los fondos más rentables de renta fija en España, el Caixabank Smart Money Renta Fija Gobierno, destacaban en su última carta trimestral que "el año ha comenzado con un comportamiento positivo de los activos, deshaciendo la caída de las bolsas que se produjo en el trimestre anterior, mientras que proseguía el buen comportamiento de la renta fija. Esta correlación positiva tan fuerte entre bonos y bolsa se produce en pocos momentos en la historia, de forma que podemos calificar el trimestre con claridad como el de mejores rendimientos desde la crisis". 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios