En 2018

El primer fondo de Fridman en Dia aflora ganancias de 692 millones con derivados

LTS Investments, el fondo luxemburgués que construyó el 29% inicial, pierde 600 millones con acciones pero lo compensa con derivados.

Mijaíl Fridman, primer accionista de Dia.
Mijaíl Fridman, primer accionista de Dia. / L. I.

Acciones, ‘equity swaps’ (permutas), contratos OTC (compra a plazo), préstamos participativos, bonos intragrupo y dos fondos de Luxemburgo en el punto de mira. El aterrizaje de Letterone en supermercados Dia entre 2017 y 2018 desplegó todo el abanico disponible de instrumentos financieros conocidos y más allá. LTS Investments Sarl, el fondo filial que construyó la participación inicial del 29% de Dia para Letterone Holdings (Mijaíl Fridman), tuvo un impacto casi neutral por sus actividad en 2018. Si bien sus cuentas revelan una minusvalía por desinversiones en acciones de 693,9 millones de dólares (unos 600 millones al cambio de octubre de 2018), el valor de instrumentos derivados fue positivo en 796 millones (692 de euros), según las cuentas de 2018 a las que ha tenido acceso ‘La Información’.

El citado fondo de Letterone Holdings actúa como una suerte de ‘hedge fund’ para ejecutar las inversiones del grupo y dar servicio a las distintas filiales: Health, Retail, Technology y Energy. Se encuadra en la división de L1 Treasury, que gestiona más de 6.000 millones de tesorería depositada, sobre todo, en el HSBC. LTS fue la punta de lanza de Dia para alcanzar el 29% y una vez cumplida su misión traspasó las acciones a L1R Invest, el fondo que luego lanzaría la opa sobre la compañía en febrero de 2019. En concreto, según el folleto registrado en la CNMV, el cambio de manos de esos 180 millones de acciones de Dia se produjo el 19 de octubre de 2018, pero mientras L1R Invest declaró tener unas minusvalías latentes de 689 millones meses después, el LTS terminó el ejercicio con un saldo positivo de 2,7 millones.

Dia Letterone
Dia Letterone

Cuestionados sobre la posibilidad de una cobertura en la inversión sobre la empresa española, portavoces de la empresa insisten a este diario en que las pérdidas de Letterone con Dia son reales, niegan el uso de cortos o de ‘coberturas’ e insisten en que el holding perdió el 90% de su inversión inicial. No obstante, las cuentas del LTS Investments contienen a cierre de 2019 una ganancia de 666 millones de dólares (580 de euros) por la revalorización de un derivado OTC (contrato de compra de acciones a plazo o 'equity forward sale') en operaciones intragrupo. “El resultado de los derivados de 2018 no solo está relacionado con DIA sino que incluye todos los tipos de derivados”, puntualizan desde Letterone. Fuentes financieras aseguran que la principal actividad que tuvo dicho fondo a lo largo del pasado año fue la operación Dia.

La única relación documentada hasta ahora entre los dos fondos de Letterone (el LTS y el L1R Invest) aparecía en el folleto de la opa registrado ante la CNMV por el citado traspaso de acciones. Sin embargo, la relación entre ambos vehículos va más allá y dibuja una operativa financiera de lo más sofisticada. En sus cuentas, el LTS Investments Sarl señala que realizó dos emisiones de bonos con cupón 0,5% por importe de 531 millones de dólares y 356 millones.

“Otra entidad del grupo, L1R Invest adquirió los bonos y devolvió ambas series de bonos a la compañía el 23 de octubre como pagos por acciones compradas a la compañía y que ha adquirido en nombre de otra entidad del grupo. Ambas series de bonos fueron canceladas al ser devueltas a la empresa”, señala el documento. Dicha cancelación de bonos se usó para repagar a otra firma del grupo (LTS Jersey Limited) parte de los préstamos participativos que tenía contraídos LTS (Luxemburgo).

Letterone, el holding propiedad de Mijaíl Fridman, Petr Aven, Alexei Kuzmichev, German Kahn y Andrei Kosogov, comenzó a comprar las acciones de Dia en mayo de 2017 aunque no fue hasta julio de 2017 cuando reveló su presencia en el capital tras superar el 3%. En aquel momento declaró también un 7% indirecto a través de un contrato de compra a plazo (equity forward contract sale) contratado con Goldman Sachs.

En enero de 2018 ejecutó un aumento de la posición directa en acciones al 15% y contrató otro derivado por el 14%. En octubre de 2018, tras el profit warning de Dia y el crash bursátil de ese mes, Letterone completó la compra del 29% del capital de la empresa española siempre a través del LTS Investments Sarl, aunque posteriormente traspasó esas acciones al fondo L1R Invest, que ostenta actualmente las acciones de la empresa.

Mientras duró la operativa de Letterone, Goldman Sachs llegó a controlar hasta el 15% del capital de Dia y realizó hasta 70 movimientos en su participación. Durante buena parte del periodo, el banco de inversión prestó esas acciones -el 10% del capital de Dia en algunos momentos- a los ‘hedge funds’ bajistas que operaban en bolsa sobre el grupo de supermercados. La cotización de la empresa de supermercados pasó de cotizar en casi 6 euros por acción en verano de 2017 a situarse por debajo de 0,5 euros al cierre de 2018. Ahora, con el inicio de la ampliación de capital, Dia ha sufrido un proceso dilutivo del 90% por la emisión de 6.055 millones de acciones que irán destinadas, en su mayoría, a repagar los préstamos contraídos entre la empresa y Letterone.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING