Miércoles, 17.07.2019 - 05:22 h
Valorado en cerca de 1.150 millones

Norges Bank se erige como cuarto mayor  accionista de Telefónica al aflorar un 3%  

De este paquete de acciones que ostenta el fondo soberano de Noruega, la mayoría (2,958%) los posee de manera directa. 

Pallete Telefónica Junta General
El presidente de Telefónica durante la junta general de accionistas. / José González

Norges Bank, el fondo soberano de Noruega, ha irrumpido en el capital de Telefónica. Según ha notificado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha aflorado una participación del 3,024% del capital que estaría valorado, a precios de mercado, en cerca de 1.150 millones de euros. Este movimiento se produce al sobrepasar el 3%, lo que obliga a notificarlo al organismo supervisor. No obstante, se desconoce el porcentaje que tenía con anterioridad en la 'teleco' presidida por José María Álvarez-Pallete. 

De este paquete de acciones que tiene Norges Bank, la mayoría es de manera directa. En concreto, un 2,958% del capital está en títulos de la 'teleco' mientras que el 0,066% restante lo tiene a través de acciones que le han sido prestadas, tal y como ha confirmado este miércoles al organismo supervisor. 

El Norges Bank se sitúa como el cuarto mayor accionista de Telefónica. El mayor, BBVA, ostenta una participación del 6,961% del capital , mientras que Caixabank tiene un 5,019% y Blackrock, la mayor gestora de fondos del mundo, posee un 5,001% del total de acciones de la cuarto mayor empresa por tamaño del Ibex. 

La irrupción de Norges Bank se produce en un momento en el que el sector recobra la confianza por parte del mercado y de los bancos de inversión. Recientemente, Banco Santander realizaba un análisis del sector en España y si bien la mayor 'teleco' del Ibex no era su preferida (lo era MásMóvil) aconsejaba comprar títulos de Telefónica. 

La 'teleco' continúa con su adelgazamiento financiero y contempla posibles desinversiones que hagan que su endeudamiento se reduzca. De hecho, la situación es delicada ya que, a juicio de Moody's, su rating se encuentra a solo un escalón del 'bono basura', lo que podría provocar que el precio de sus bonos sufriera fuertes vaivenes y el coste de financiación aumentara al perder el grado de inversión. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios