El Brexit juega en contra

La profecía de Guindos sobre la iliquidez gana fuerza tras los 'corralitos' en fondos

Los fondos inmobiliarios de Reino Unido se han encontrado con numerosos problemas para hacer frente a los fuertes reembolsos de inversores.

Guindos y Draghi, Luis y Mario.
Luis de Guindos recalca el riesgo de iliquidez de los fondos de inversión. / ECB

La victoria del Brexit el 23 de junio de 2016 hizo saltar las alarmas dentro de los inversores. Tres fondos inmobiliarios, entre los que estaban el 'Standard Life Investments UK Real Estate Fund' de 3.420 millones de euros, el 'Aviva Investors Property Trust' de 2.124 millones y el 'M&G Property Portfolio' de 5.190 millones, sufrían una avalancha de peticiones de reembolsos tras la victoria del 'sí' a la salida de la Unión Europea y provocaba la suspensión de los tres fondos británicos. Los días posteriores fue el turno de productos de Henderson Global Investors, Columbia Threadneedle y Aberdeen.

Años más tarde, a la incertidumbre por el Brexit se le ha unido el riesgo de iliquidez en los mercados, algo que alertaba el propio Luis de Guindos, vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE). El que fuera ministro de Economía avisaba de las "vulnerabilidades" del sistema financiero europeo en el sector de los fondos de inversión debido al potencial riesgo que debería asumir si se produjeran "tensiones de liquidez". Este escenario crecía debido a los bajos tipos de interés y a la asunción de "mucho riesgo" en activos de menor liquidez. Además, se unía que el sector de fondos "no está tan supervisado como el de la banca". 

Estas declaraciones se producían después de que Woodford Investment Management, una de las gestoras de fondos más famosas de Reino Unido suspendiera su fondo 'LF Woodford Equity Income Fund' y dejara atrapados a decenas de miles de ahorradores británicos que invertían en dicho productos de rentas. Alrededor de dos meses más tarde era la boutique H2O, radicada en la City londinense, que sufría reembolsos debido a sus problemas de liquidez en uno de sus fondos, el 'H2O Allegro'.

A estos, y tras la 'profecía' de Luis de Guindos, se unía (de nuevo) el M&G Property, el mismo que tuvo problemas tras la votación del Brexit y que esta semana comunicaba la imposibilidad de liquidar activos a tiempo y a buen precio para devolver el dinero a sus clientes, que habían solicitado reembolsos. El 'corralito' era temporal, según la firma, que señalaba que su equipo gestor está centrado ahora en vender propiedades y hacerlas líquidas, aunque necesita tiempo para hacerlo.

La firma reconocía en un comunicado que "en los últimos meses, los reembolsos inusualmente altos y sostenidos de la cartera de propiedades de M&G han coincidido con un periodo en el que la continúa incertidumbre política relacionada con el Brexit y los cambios estructurales en curso en el sector minorista del Reino Unido nos han dificultado la venta de propiedades comerciales". 

Los fondos inmobiliarios se ven obligados a suspender los productos ante la oleada de reembolsos debido a la naturaleza de sus inversores. Los productos financieros tienen posiciones en patrimonio inmobiliario, difícil de convertir en liquidez de manera rápida, como sucede con las acciones, ya que las operaciones llevan su tiempo. De ahí que no tengan el suficiente dinero para pagar los reembolsos y se vean abocadas a estas medidas tan drásticas. 

La Autoridad de Conducta Financiera (FCA, por sus siglas en inglés) también ha decidido tomar cartas en este asunto vista la delicada situación. La autoridad emitirá, en las próximas semanas, un informe junto al Banco de Inglaterra sobre una batería de medidas para garantizar que los inversores en este tipo de fondos estén protegidos siempre que el fondo opte por liquidar activos.  

La situación ha sido crítica para los fondos de Reino Unido. Solo el pasado curso los reembolsos netos fueron superiores a 24.000 millones de euros y se situaron, claramente, como el país que más salidas de dinero sufrió de toda Europa. De hecho, muchos inversores decidieron irse al país vecino, Irlanda, que fue junto con Luxemburgo los que más dinero lograron captar ya que el primero lograba entradas netas de más de 47.000 millones, según datos de Efama. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING