Conferencia anual de Cobas AM

Paramés revela que en septiembre pedirá el reembolso de sus fondos en Bestinver

El reputado gestor confía en que el fondo internacion de Cobas se revalorizará un 138% tras las caídas vividas con sus errores en Teekay y Aryzta.

Paramés celebra su tercera conferencia anual de Cobas.
Paramés celebra su tercera conferencia anual de Cobas. / L. I.

Cobas Asset Management, la gestora fundada por Francisco García Paramés, confía en que sus inversiones evolucionarán como en las cuatro grandes caídas anteriores y pronostica subidas del 138% para su cartera internacional del 85% en la ibérica. "Tengo todos mis ahorros en Cobas.... Bueno, miento. Tengo la mitad y la otra mitad en mi antigua gestora. El 22 de septiembre se cumplen cinco años y traeré todo el dinero de mi antigua gestora [Bestinver] a Cobas", dijo Paramés en la III Conferencia Anual con los inversores de su firma, en referencia a la cláusula de no reembolso que mantiene con la gestora de Acciona. El reputado gestor señaló a dos valores (Teekay y Aryzta) como culpables del mal comportamiento de sus fondos hasta la fecha con un impacto del -15%.

Paramés ha señalado que las empresas que más han afectado negativamente a la rentabilidad de los fondos internacionales han sido Aryzta (-11,7%) y Teekay (-5,7%). Al lado contrario, ha destacado que las mayores contribuciones positivas a la cartera han sido las generadas por Nevsun Resources (+0,6%) y por Israel Chemicals (+1,7%), empresa de la que Cobas salió en el cuarto trimestre de 2018 después de una revalorización del 51%.

García Paramés ha asegurado que su experiencia le ha demostrado que los mejores momentos son los inmediatamente posteriores a las grandes caídas, ya que justo después se han registrado importantes recuperaciones. "La historia no se repite, pero rima", bromeó.

En 1998 se registró un porcentaje de bajada en las rentabilidades de las carteras del 17,5%, para después recuperarse en un 78,4% en los dos años inmediatamente posteriores. Lo mismo ocurrió en 2002, con una caída del 38,4% y una recuperación del 64,9%; en 2009, cuando las rentabilidades cayeron un 61,8% y crecieron luego un 153,6%; y en 2011, cuando bajaron un 22,9% y repuntaron después un 66%.

"Las características de la cartera actual nos permiten confiar en que podría volver a ocurrir una evolución similar, siendo muy conscientes de que rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras", ha subrayado García Paramés.

Más partícipes pese a las caídas

La gestora ha aprovechado las caídas del mercado en la última parte del año para entrar o aumentar su posición en compañías que conoce desde hace mucho tiempo. Entre ellas se encuentra Semapa, la vía "más eficiente y barata" de comprar Navigator; Acerinox, "cíclica deprimida" con poca deuda; Meliá, en la que sólo el valor de sus inmuebles equivale a más de 15 euros por acción, a lo que habría que sumar el valor de su negocio de gestión hotelero, y Sacyr por el valor que tiene su cartera.

Cobas registró inversiones netas por importe de 264 millones en 2018, a pesar del mal comportamiento de los fondos. En el cuarto trimestre se incorporaron 517 nuevos inversores aprovechando las rentabilidades negativas y 2.578 partícipes ya existentes decidieron incrementar sus inversiones en ese periodo pensando en la rentabilidad a largo plazo.

Este comportamiento negativo ha llevado a muchos inversores a cuestionarse sus inversiones en Cobas. Ante lo que Paramés insiste en la filosofía de largo plazo de la gestora. "Voy a contar una anécdota. A nuestros cinco hijos los Reyes Magos les trajeron 100 euros a cada uno y al pequeño se los han vuelto a traer este año. Y le dije: "Vamos a meterlo en Cobas". Respondió: '¡No, en Cobas no! Que pierde un 30% y eso se va a cero... Claro, se lo hemos invertido sin que se entere", bromeó el gestor de fondos ante las risas de los asistentes a la conferencia.

Ahora en Portada 

Comentarios