Por cuestiones de diversificación

El fondo soberano noruego contradice al Norges Bank y apuesta por las petroleras 

Se espera que el Gobierno del país decida finalmente si mantener o no la participación en las compañías dedicadas al petróleo y gas en otoño. 

Fotografía petróleo
Extracción de petróleo / EFE

La comisión de expertos del Fondo Global de Pensiones del Gobierno de Noruega, creada por el Ejecutivo del país nórdico en 2014 para evaluar su estrategia de inversión, ha recomendado que debería mantener la exposición a las compañías de petróleo y gas, contradiciendo la opinión que hasta ahora mantenía Norges Bank, el banco central de Noruega.

El dictamen de la comisión, emitido este viernes, no es definitivo. Se espera que el Gobierno decida finalmente si mantener o no la participación en las compañías petroleras y de gas en otoño.

Las acciones de las compañías ligadas a las energías fósiles experimentaron una caída generalizada el pasado noviembre, cuando Norges Bank anunció una propuesta para reducir la exposición del fondo a las fluctuaciones del precio del petróleo. De la misma forma, este viernes la cotización ha subido de forma generalizada en Europa, incluyendo a BP (+0,27%) y Shell (+1,05%), como consecuencia de la recomendación de la comisión.

"Lograr ese pequeño seguro [contra la fluctuación de los precios eliminando los valores de compañías energéticas], le costaría mucho al fondo, ya que estaría menos diversificado", ha afirmado el máximo responsable de la comisión, Oeystein Thoegersen. "Además, se cambiaría una institución que funciona muy bien y, aunque no se haga, cada vez tendremos menos riesgos relacionados con el crudo", ha añadido, en referencia a las cada vez menores reservas de petróleo de Noruega.

El fondo soberano, el mayor del mundo, invierte los beneficios de la producción de petróleo y gas del país nórdico en acciones, bonos e inmuebles. Los valores ligados a la energía abarcaban un total de 4% del valor del fondo (32.500 millones de euros) al final de 2017, según ha explicado la comisión. En concreto, es propietario del 2,19% de Shell, del 2,17% de BP, del 1,79% de Total, del 1,42% de Eni, del 0,94% de Chevron, del 0,87% de ExxonMobil y del 0,22% de Lundin Petroleum, entre otros.

"Si se quiere un menor riesgo en referencia al petróleo, es posible que sea más efectivo que Noruega reduzca su participación en Equinor o en la firma petrolera nacional Petoro", ha añadido la comisión. Noruega es dueña del 67% y del 100% de ambas, respectivamente.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios