Hasta el tercer trimestre

Freno en el volumen de salidas a bolsa: el dinero desciende un 57% respecto a 2018

La incertidumbre sobre el Brexit, la desaceleración económica y las tensiones de la guerra comercial aparcan los planes de las empresas para cotizar.

Bolsa de Madrid, cotización, mercados, Ibex, empresas cotizadas
La Bolsa de Madrid pierde atractivo para las empresas. / EP - Archivo

El interés por salir a bolsa en 2019 brilla cada vez más por su ausencia entre las empresas españolas. La incertidumbre campa por doquier y eso ha reducido tanto el apetito de los inversores como la voluntad de cotizar en bolsa. La ausencia de Gobierno estable en España, la espada de Damocles del Brexit, las tensiones comerciales o la desaceleración han ahuyentado y aparcado a los futuros proyectos bursátiles.

Sin embargo, la sequía de colocaciones tradicionales está a punto de cumplir doce meses y hay que recurrir al MAB, el submercado de Bolsas y Mercados Españoles (BME), para encontrar nuevos nombres en forma de socimis (sociedades de inversión inmobiliaria), pymes en Expansión o SILs (sociedades de inversión libre). Durante el ejercicio pasado, hasta 33 nuevas empresas salieron a bolsa con un tamaño conjunto de 6.378 millones de euros, de ellos, tres operaciones en el mercado principal.

Hasta 22 sociedades de estos tres tipos salieron a cotizar al mercado privado de BME con un volumen total de 1.400 millones de euros hasta septiembre, un 57% menos que en el mismo periodo de 2018, según datos publicados por BME hasta finales de septiembre.

El último estreno de una empresa cotizada bajo la regulación de CNMV se produjo en diciembre de 2018 con el estreno de la energética Solarpack, un mes después de la colocación de Amrest Holdings, el dueño de la Tagliatella. En febrero de 2018, la gran banca puso en bolsa a la promotora Metrovacesa En lo que va de 2019 ni una sola empresa que no sea una socimi, empresa MAB o SIB ha debutado en bolsa. De este modo, y si nada cambia, 2019 firmará uno de los peores años de la historia.

Ni siquiera contando con las socimis sale bien la comparación. Y eso que este verano, la doble salida a bolsa impulsada por el fondo Värde con La Finca Assets y Mansfield, las acciones en La Finca de su primer accionista, ha engordado en 300 millones el volumen de cotizadas en el MAB. Sin embargo, los expertos advierten que este tipo de empresas son prácticamente ilíquidas y apenas cuentan con actividad bursátil posterior al día de su colocación y  solo cuentan con la regulación de BME.

Fuera de España, la situación no es tan alarmante aunque las caídas tanto en volúmenes como en número de operaciones es la tónica en todas las bolsas. El descenso interanual se situó en el 28% hasta junio, según datos de la consultora EY que todavía no ha sacado su tradicional informe del tercer trimestre. 

“A pesar de las tensiones comerciales entre EE UU y China y el 'Brexit', en el segundo trimestre de 2019 se llevaron a cabo 13 salidas a bolsa de unicornios tecnológicos por valor de más de 1.000 millones de dólares. Estas operaciones elevaron hasta 507 las OPVs en el primer semestre y hasta 71.900 millones de dólares el capital captado”, señala en un informe sobre el sector.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING