Para protegerse de litigios

Fridman deja en cuarentena su opa sobre de Dia hasta que la CNMV se pronuncie

El fondo Letterone acaba de solicitar al supervisor un cambio de condiciones en su opa voluntaria, rebajando su objetivo del 35% al 21% del capital

Mijaíl Fridman, primer accionista de Dia.
Mijaíl Fridman, primer accionista de Dia. / L. I. / Letterone

Letterone, el mayor accionista de Dia con el 29% de las acciones, ha vuelto a dar una patada hacia delante a los plazos de ejecución de su opa con un nuevo movimiento con el que busca protección legal frente a futuras demandas, según explican fuentes financieras a 'La Información'. El fondo de Fridman ha solicitado a la CNMV que se pronuncie sobre el precio de su opa 'low cost' a 0,67 euros por acción y califique como "precio equitativo" por la situación financiera de Dia, según el artículo 9F del Real Decreto 1066/2007 de la Ley de Opas.

Se trata una excepción que permite lanzar una opa a un precio inferior al de las últimas transacciones realizadas por el mismo comprador, atendiendo a una situación financiera de "serias dificultades". Si la CNMV no valida este planteamiento, Letterone deberá pagar unos 3,64 euros por acción por las acciones de Dia, un 443% más. Simultáneamente a la petición al supervisor para que se pronuncie, el fondo pilotado por Stephan Ducharme, consejero delegado, y Michael Casey, jefe de inversiones, ha renunciado a los niveles de aceptación de su opa para ajustarlos al escaso éxito que ha tenido entre los accionistas de Dia.

En concreto, Letterone rebaja del 35% al 21% el objetivo mínimo del capital de Dia que acepte su opa, porcentaje que sumado al 29% que ya controla le daría una mayoría superior al 50% del capital. No obstante, esta rebaja de las condiciones será posterior a que la CNMV se pronuncie sobre si es un "precio equitativo", o no, los 0,67 euros de la oferta. El fondo recuerda que, con fecha 28 de marzo de 2019, la CNMV autorizó la oferta pública voluntaria de adquisición de acciones de formulada sobre la totalidad de las acciones de Dia de las que no es titular. 

Según consta en el folleto explicativo de la oferta, está sujeta a las condiciones de aceptación del 21% de las acciones de DIA y, en segundo lugad, "la no emisión de acciones ni instrumentos convertibles o canjeables en acciones por parte de Dia antes de la finalización del plazo de aceptación", es decir, que no deja atado al consejo de administración a la hora de impulsar cualquier tipo de ampliación de capital o quita de deuda con los acreedores. La opa vence el próximo 6 de mayo después de dos prórrogas a petición de Fridman, que no ha encontrado eco en el accionariado de Dia y tampoco ha conseguido el respaldo de la banca.

Principales accionistas de Dia

Tras la Junta de Accionistas del pasado 20 de marzo, varios inversores han movido ficha en el accionariado de Dia hasta situarse como una minoría de bloqueo y han obligado a Fridman a rebajar los niveles de aceptación de su opa. El banco de inversión suizo Credit Suisse (3,75%), la gestora Boussard & Gavaudan (4,9%), el exCarrefour Gregorie Bontoux Halley (3,26%), el ‘hedge fund’ Melqart Asset Management (1,14%) y The Bank of Nova Scotia (1,77%) aparecen como accionistas significativos, según los registros de CNMV.

Firmas internacionales como Vanguard (4,3%), Black Creek (2,5%) o Dimensional Fund Advisors (1,15%) o Blackrock (0,9%) aúnan otro 7,7% del capital de Dia, mientras que gestoras españolas como Renta 4 (1,8%), Ibercaja (1%), Caixabank (0,9%) o Gescooperativo (0,7%) mantienen otro 3,5% del capital de Dia.

Dia afronta semanas críticas para su futuro bajo la necesidad de conseguir al menos 500 millones de euros de la prometida ampliación de capital de Letterone en el hipotético caso de que fructifique su opa. Ese dinero nuevo está condicionado, además, a que los bancos acreedores refinancien a largo plazo unos 900 millones de euros de deuda.

El profundo laberinto de condiciones mantiene a Dia en situación de quiebra técnica o desequilibrio patrimonial desde finales de 2018 y el deterioro continúa en los últimos meses. La multinacional avanzó la semana pasada unas pérdidas de hasta 150 millones de euros en el primer trimestre de 2019, al tiempo señaló que sus ventas caen a ritmo del 4% interanual y la deuda financiera está creciendo. El consejo de administración de Dia emitió una dura carta en la que advierte a los inversores que deben aceptar la opa de Fridman o afrontar una quiebra.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING