Ampliación de 500 millones

Fridman aplasta al accionariado de Dia con la mirada en su exclusión en 2021

El mayor accionista y acreedor de la cadena de supermercados española acorrala a la banca con una nueva renegociación de la deuda y minoristas con una nueva reestructuración del capital de la empresa.

Mijaíl Fridman, primer accionista de Dia.
Mijaíl Fridman, primer accionista de Dia.
L. I.

Las piezas del puzle comienzan a encajar. Letterone, el fondo liderado por Mijaíl Fridman, volverá a ejecutar una nueva macroampliación de capital en Dia para canjear su deuda por más acciones. La operación parece el último puerto de la montaña rusa de rescates y reestructuraciones que ha realizado desde que entró en el capital hace tres años. Después de hacerse con la mayoría de la totalidad de los bonos de la compañía a la vuelta de verano, ahora ha renegociado a la baja las condiciones de sus líneas de crédito de 902 millones con los bancos y ampliará capital por 500 millones.

Letterone, el mayor accionista de la empresa de distribución con el 74% de las acciones, busca elevar su peso accionarial y diluir al resto del accionariado que todavía no controla. Para ello, rehará la estructura de capital a su medida con un canje de la deuda de Dia de su propiedad por acciones, que también controla. Se trata de una operación diseñada para aliviar la carga de intereses que soporta Dia por esa deuda, según la versión oficial, con la que el grupo podrá “centrarse exclusivamente en la consecución de su plan de transformación del negocio”.

DEA Finance es una filial luxemburguesa de Letterone y a la vez el mayor acreedor de Dia. En los últimos meses, este subfondo ha realizado varias operaciones de recompra pública de bonos de la empresa española que estaban en manos de fondos de inversión y otros institucionales. El importe total a convertir serán los citados 500 millones de euros, que se capitalizan y pasarán a formar parte de los fondos propios de la empresa. De este modo, Dia reducirá en un 40% su deuda y alargará los vencimientos.

Para el fondo de los multimillonarios Mijaíl Fridman, Piotr Aven, Andrei Kosogov y German Khan será como cambiar su inversión de la mano izquierda a la derecha, aunque con la ventaja de que aumentarán su participación accionarial de Dia de forma relevante sin tener que poner más dinero. Letterone (DEA Finance) capitalizará 200 millones de la línea de financiación supersenior que otorgó a la compañía el pasado año. Además, convertirá otros 300 millones en bonos con vencimiento en abril de 2021.

Fuentes financieras consultadas por ‘La Información’ estiman que Letterone podrá elevar desde el 74,8% actual, hasta el 85%, su porcentaje de la compañía solo con la dilución del resto de accionistas, que no podrán acudir al proceso porque está excluido el derecho de suscripción preferente. Sobre el papel, para atender al citado canje, Dia deberá emitir otros 5.000 millones de nuevos títulos a 0,1 euros, si se respeta el precio mínimo de la macroampliación que realizó a finales de 2019. Según este modelo, el número de acciones pasaría de los 6.677 a 11.677 millones de acciones, mientras que los minoritarios reducirían del 25% al 15% su presencia.

Con ese escenario, Letterone rebajará de forma sustancial el precio medio de compra de su participación en la compañía. Hasta la fecha, el fondo de Fridman ha invertido 1.380 millones de euros en hacerse con el 74,8% de Dia, es decir, 0,278 euros por título. Si incorpora 5.000 millones de nuevas acciones a 0,1 euros cada una, el precio medio se reducirá en un 32%, hasta los 0,188 euros por título. De este modo, su volumen de inversión en la compañía se elevaría hasta los 1.880 millones, tomando como referencia la compra del primer 29% del capital a mercado en 2017, el 40% que adquirió en la opa lanzada en 2019 y el incremento adicional en la ampliación sin dinero y con deuda de hace doce meses.

No obstante, Letterone podría optar por realizar el canje a un precio por acción inferior y diluir todavía más al resto de accionistas para ganar todavía más peso. En todo caso, tras la operación, el fondo se acercará a los límites para poder plantear una exclusión bursátil de las acciones, aunque desde Dia se descarta que haya planes por ahora en ese sentido. Letterone tendrá que posicionarse sobre esta cuestión, entre otras, cuando envíe la compañía envíe a la CNMV el folleto de la ampliación de capital.

Junta en febrero, ejecución en abril

Los planes de Fridman saldrán adelante porque cuenta con el respaldo tanto de los accionistas -él mismo tiene el 74%-, bonistas -Letterone se ha quedado con los bonos- como de la banca, que se ha quedado sin voz ni voto ante la enésima reestructuración. La situación contrasta con la guerra con los bancos tras la opa de Fridman en febrero de 2019

Por entonces, la banca se agrupó en torno a Santander para forzar una solución alternativa a Letterone, en un pulso que colocó a Dia al borde de la quiebra pero que acabaron ganando los rusos. La compañía prevé concluir el nuevo proceso de recapitalización que acaba de anunciar al cierre del primer trimestre, de modo que tendrá que convocar Junta General de Accionistas (JGA) para finales de enero o principios de febrero para tener garantías de llegar a abril con los deberes hechos.

Mostrar comentarios