121 millones en 2011

El panadero que ganó el Euromillones saca otros siete millones más de sicavs

Francisco Manuel Delgado, que fue panadero en Pilas (Sevilla), ha retirado en torno a 45 millones desde que la Covid-19 impactara en los mercados. 

Aníbal Moreira es uno de los apostantes del Euromillones con más mala suerte.
El panadero que ganó el Euromillones saca otros siete millones más de sicavs
Canva.

La mayoría de bolsas no han recuperado los niveles previos a la Covid-19 (a excepción de China y Wall Street) y la crisis económica provocada por el coronavirus ha proporcionado grandes dosis de volatilidad no aptas, en algunos casos, para cardíacos. Lo peor parece que ya había pasado pero las últimas caídas en Estados Unidos han añadido aún más miedo, lo que ha provocado que algunos inversores hayan decidido finiquitar sus posiciones o, al menos, reducirlas para vivir más tranquilos... y entre ellos está uno de los ganadores del Euromillones

Francisco Manuel Delgado Rodríguez, ganador del Euromillones en mayo de 2011, ha sido mucho más cauto con su dinero. El panadero de Pilas, un pueblo de Sevilla, obtuvo un premio de 121 millones de euros en dicho sorteo y dejó su trabajo de toda la vida para viajar e invertir parte de su gran fortuna. Hizo realidad todo, o casi todo, lo que sueñan los que acuden diariamente, o semanalmente, a las administraciones de Loterías y Apuestas del Estado. No obstante, los vaivenes del mercado han enturbiado su tranquilidad y ha decidido que era el momento de sacar otros 7,4 millones más de sus sicavs. 

El dinero llama al dinero y el millonario fue seducido por Banco Santander y JP Morgan para que invirtiera en este tipo de productos financieros. Lo hizo en tres de ellas: dos de la entidad cántabra y una de la estadounidense. En esta ocasión, al contrario de lo que hizo hace pocos meses, ha decidido sacar dinero solo de una, al menos de momento. Delquin Inversiones Sicav, que tiene como gestora a JP Morgan Gestión, ha comunicado a la CNMV que "con fecha de operación 2 de septiembre de 2020 y fecha de liquidación 8 de septiembre, se ha producido un movimiento del capital de la sociedad que ha supuesto una disminución del capital en circulación del 64,96%". Es decir, el empresario ha retirado más de 7,4 millones de euros en una sola operación.  

Esta retirada de parte de su patrimonio invertido se une a otras que el millonario realizó a mediados de junio y que dispararon los reembolsos hasta los 45 millones de euros desde que la Covid-19 tiñera de rojo la mayoría de plazas bursátiles. En Delquin Inversiones sacó alrededor de 18,2 millones de euros, en Noviembres Inversiones cerca de 13,2 millones y en Eudel Inversiones más de 14 millones. Por tanto, su patrimonio en estos vehículos ha pasado de alrededor de 82 millones de euros a menos de la mitad, en torno a los 37 millones de euros. 

Estos reembolsos se producen en este tipo de vehículo pese a que el impacto de la Covid-19 ha sido mucho menor que en otros productos. ¿El motivo? La composición de Delquin Inversiones, la sicav en la que ha realizado los últimos reembolsos, que tiene una política de inversión conservadora con un 86,4% en renta fija y liquidez y un 13,6% en renta variable (100% de Estados Unidos). Este mercado ha sido, curiosamente, uno de los que mejor se ha comportado en los últimos meses pese a las caídas. De hecho, en el último mes y pese a las fuertes caídas de los últimos días, sube alrededor de un 2,5% frente al 0,5% que se anota el EuroStoxx 50. 

La composición de las carteras, con gran peso en Wall Street, ha hecho que hayan capeado bien el temporal. No obstante, no han servido para que el panadero de Pilas evitase retirar gran parte del dinero, aunque haya podido ser por una necesidad de liquidez. La marcha de Delquin inversiones es prácticamente plana durante este ejercicio mientras que Noviembres Inversiones cede un 8,7% y Eudel Inversiones en torno a un 4,5%, según el precio de cotización recogido por BME Growth (MAB). 

La compra e inversión en este tipo de sociedades de inversión de capital variable no es casualidad. El 'cortejo' de Banco Santander y JP Morgan obedece a que las sicavs solo tributan al 1% en el Impuesto de Sociedades y son utilizadas, habitualmente, por grandes fortunas de nuestro país. Por ejemplo, y si miramos a las de mayor tamaño, están detrás alguno de los mayores millonarios de nuestro país como los March, Alicia Koplowitz, la familia Del Pino, Sandra Ortega (hija de Amancio Ortega) o Alberto Palatchi, entre otros. Lista que se ha visto reducida puesto que algunos han optado por cerrar estos vehículos como los hermanos Gallardo (dueños de Almirall), el futbolista Gerard Piqué o la familia Entrecanales, transformándolas algunos de ellos en Sociedades Anónimas. 

Mostrar comentarios