Miércoles, 16.10.2019 - 22:36 h
El petróleo seguirá escalando

Gasolina para sus inversiones: Trump le puede hacer ganar un 'plus' en bolsa

Los bancos coinciden en mejorar las recomendaciones de las petroleras y del crudo, lo que será un aliciente 'extra' para su recorrido en el parqué.

Potencial de las petroleras en bolsa

Donald Trump está agitando la economía global con sus decisiones. El máximo dirigente de la mayor potencia mundial está abriendo numerosos frentes que pueden desestabilizar no solo su crecimiento económico sino también el de otras potencias. A su 'guerra comercial' abierta con China se une su abandono del pacto nuclear con Irán tras asegurar que el acuerdo suscrito por Obama permitía a Teherán seguir enriqueciendo uranio. 

La salida del pacto nuclear con Irán ha añadido grandes dosis de volatilidad en el mercado de materias primas. De hecho, el precio del petróleo (Brent) se ha disparado por encima de los 77 dólares por barril y ha alcanzado su nivel más alto desde octubre de 2014. Solo desde que se conociera la decisión de Trump, el martes por la noche, la escalada ha sido evidente ya que cotizaba ligeramente por encima de los 73 dólares. 

Las petroleras, con este escenario, tienen todo de cara. El rally que ha experimentado el precio del crudo ha impulsado la cotización de las compañías y las perspectivas disparan tanto las previsiones para el 'oro negro' como para las empresas que lo perforan y extraen. Por ejemplo, Goldman Sachs incrementaba el precio objetivo de Repsol en medio euro, hasta los 18 euros mientras que JP Morgan hacía exactamente lo mismo pero hasta los 14 euros por acción. 

El fondo de mercado, por tanto, invita a tomar posiciones en petroleras. Goldman Sachs alerta que el precio del Brent se irá a 82,5 dólares si otros países no 'abren' el grifo antes de verano, por lo que a las cotizadas aún les quedaría un impulso o 'plus' adicional para sus accionistas o inversores. Por su parte, Merrill Lynch prevé que el precio del crudo alcance los 90 dólares en el segundo trimestre del año que viene y han destacado que "vemos riesgos de que se alcancen los 100 dólares el año que viene, aunque nos preocupa que estas dinámicas de mercado puedan explotar a corto plazo". 

De las grandes petroleras, la que más potencial o recorrido al alza tiene es la británica BP con un 16,5%. Salvo ella, en el resto es limitado pero irá a más. Repsol ofrece un 'plus' del 2% a pesar de cotizar en máximos históricos. Por ejemplo, el índice Euro Stoxx Oil & Gas, que recoge la evolución de las diez mayores petroleras europeas, ha avanzado cerca de un 15% este año y se ha disparado a máximos de septiembre de 2014

Este escenario, propicio para las petroleras, únicamente podría tener un freno: Arabia Saudí. El país tiene capacidad extra para compensar parte del déficit en las exportaciones iraníes, aunque será en la reunión de la OPEP del 22 de junio cuando se arroje luz en este asunto. De todos modos, el escenario de precios altos le beneficia de cara al debut en bolsa de la petrolera estatal Aramco. Por tanto, la posibilidad de que abra el grifo será, en caso de producirse, limitada y mirando por su propio interés. 

La mayoría de expertos, no obstante, cree que el precio del crudo podría haber marcado un soporte en los precios actuales y únicamente repuntaría el precio. En esta línea se muestra Emmanuel Painchault, responsable de Materias Primas de Edmond de Rothschild, que ha destacado que "el Brent debería cotizar entre 70-80 dólares en el corto plazo. Con precios por encima de 70 dólares, estamos comenzando a ver un descenso en el crecimiento de la demanda. Se alentará a las compañías petroleras a invertir más, pero su prioridad sigue siendo aumentar la generación de flujo de caja". 

Mark Haefele, economista jefe de UBS, ha destacado que, a pesar de las posibles medidas correctoras que tome la OPEP en su reunión, "esperamos que continúe cierta presión alcista en los precios en consonancia con una incertidumbre más alta". Además, ha señalado que "un panorama de una subida modesta del precio del crudo es asumible por los mercados. El impulso de las valoraciones de las petroleras (que suponen el 7% del MSCI All Country Index), debería compensar el impacto que sufrirán otras compañías por el aumento de costes y la renta disponible de los consumidores". 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios