Su riesgo país ya es inferior

Grecia consuma el asalto a la prima de riesgo de Italia con el 'sparring' del BCE

El riesgo país heleno -el sobrecoste que el país paga por financiarse- se sitúa en 153 puntos básicos, frente a los más de 160 del transalpino.

Grecia consuma el asalto a la prima de riesgo de Italia con el 'sparring' del BCE
Grecia consuma el asalto a la prima de riesgo de Italia con el 'sparring' del BCE / Pixabay

Grecia ya tiene una prima de riesgo más baja que la de Italia, una situación que hace solo unos años habría parecido inviable en el caso de un país que ha tenido que solicitar tres rescates al FMI, el Banco Central Europeo y Bruselas, y que ha vivido en la última década bajo el examen constante por parte de los conocidos como 'hombres de negro'. El riesgo país heleno -es decir, el sobrecoste que el país paga en los mercados por financiarse o diferencial entre el interés de su bono a diez años y el alemán- se ha situado esta mañana en 153 puntos básicos, frente a los más de 160 del transalpino

El efecto que el giro económico del país está teniendo en los inversores ya se hizo evidente el pasado mes de octubre, cuando por primera vez en la historia Atenas vendió deuda cobrando un interés por ello. Colocó 487,5 millones de euros en letras a tres meses con un interés del -0,02%, tal y como confirmó la Agencia para la Gestión de la Deuda Pública de Grecia. Pero si hay algo que explica esta mejora de la perspectiva que los mercados tienen del país ha sido el respaldo constante del BCE con la compra de activos helenos en el mercado secundario, en un contexto de ausencia de rentabilidad del resto de bonos soberanos del Viejo Continente por la política de tipos 'ultrabajos' y 'macroestímulos' de la Era Draghi. 

Parte de este respaldo tiene que ver con la hoja de ruta económica diseñada por su primer ministro. En las últimas horas, el Parlamento griego ha aprobado los Presupuestos Generales del Estado para 2020, los primeros bajo el Gobierno del conservador Kyriakos Mitsotakis, que incluyen amplias rebajas fiscales a las empresas y familias y contemplan un fuerte crecimiento para alcanzar los objetivos en la era posrescate. Las cuentas han salido adelante únicamente con el apoyo de la conservadora Nueva Democracia, que tiene mayoría absoluta.

El paquete fiscal incluye la rebaja del impuesto de sociedades en cuatro puntos (hasta el 24%), la reducción a la mitad del impuesto sobre los dividendos (queda en el 5%), así como una reducción del tipo mínimo del IRPF del 22 al 9% para ingresos anuales hasta 10.000 euros y ayudas para familias con hijos. Las rebajas fiscales han sido el principal caballo de batalla de Mitsotakis mientras estaba en la oposición y le han permitido hacerse con la mayoría absoluta del Parlamento tras ganarse a la clase media. 

¿Previsiones demasiado optimistas?

El Gobierno griego prevé que la economía del país avance al 2,8 % el año que viene, una estimación que no comparten los acreedores de Atenas (como el FMI), que sitúa el avance de su riqueza como mucho en el 2,5%. En cualquier caso, los expertos consultados prevén que el tirón de la economía helena venga impulsado sobre todo por el consumo interno, en un contexto de recuperación de la confianza de las empresas y de los consumidores, reducción de la incertidumbre institucional y la reanudación de los préstamos financieros.

"En 2020 se espera que el consumo de los hogares se acelere, gracias a la disminución del desempleo, la baja inflación y el aumento del salario mínimo que beneficiará a unos 600.000 trabajadores", apuntan desde Crédito y Caución. El problema principal sigue estando en el elevado nivel de endeudamiento que registra el país y que, pese a reducirse, se mantendría aún en el 172% del PIB el año que viene. Grecia se ha comprometido, además, a mantener un superávit presupuestario primario del 3,5% hasta 2022. Un nivel que puede verse comprometido por la reciente sentencia judicial contra los recortes de las pensiones en 2012.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING