Gestor de Polygon y Blackwell

El activista Griffith mete presión a KKR para que mejore su opa sobre Telepizza

Reade Griffith, que agrupa las posiciones de Polygon y Blackwell, eleva del 6% al 8,4% del capital de la cadena de pizzerías con derivados.

Reade Griffith, cofundador y jefe de inversiones de Polygon.
Reade Griffith, cofundador y jefe de inversiones de Polygon. / L. I.

Cuando cinco grandes fondos se ponen de acuerdo para trasplantar una empresa fuera de la bolsa es porque ven negocio y, sobre todo, el precio para hacerlo. La confluencia de KKR, uno de los mayores fondos de capital riesgo del mundo, con Juan Abelló (Torreal), la familia March (Artá Capital), la familia Safra (Safra Group) y Altamar para excluir de bolsa a Telepizza se ha convertido en una fuente de atracción para los fondos oportunistas que buscan sacar su tajada.

Reade Griffith, un ‘exmarine’ del ejercito de EEUU forjado en ‘hedge funds’ de la City como Citadel, es uno de los que ha visto una oportunidad de arbitraje en la opa a 6 euros sobre Telepizza y mantiene la convicción que sus impulsores elevarán ese precio. Las acciones de la cadena de pizzerías cotizan en 6,25 euros, un 4,1% por encima de la oferta.

Griffith, que representa ante la CNMV las posiciones de los ‘hedge funds’ Polygon y Blackwell, es uno de los causantes de que Telepizza cotice por encima del precio de la opa que lidera KKR. Es un inversor con historial activista y, por tanto, más pronto que tarde reclamará una subida del precio de la oferta por Telepizza. Desde que a principios de febrero comenzó a construir su participación en la multinacional que dirige Pablo Juantegui, Griffith ha realizado 28 comunicaciones a la CNMV sobre incrementos de la posición de los fondos que representa.

De 0% al 8,4% en dos meses...

La participación del gestor de ‘hedge funds’ se eleva ahora del 6% al 8,45% del capital de Telepìzza a través de CFDs (contratos por diferencias), un derivado financiero que le permite tener exposición a la acción, beneficiarse de su revalorización, pero sin tener las acciones por el momento. Eso sí, en cualquier momento podría convertir ese derivado en títulos de la empresa. Con ese porcentaje, Griffith se ha convertido en el segundo mayor accionista de la compañía por detrás de KKR, que tiene un 26% del capital de Telepizza.

Tras la aprobación la semana pasada del folleto de la opa, la CNMV ha puesto en marcha los plazos (1-30 abril) para que los accionistas actuales de Telepizza puedan acudir a ella, es decir, vender sus acciones a los oferentes. Pero también ha activado la posibilidad de que puedan llegar ofertas competidoras por la compañía al calor de los números que se han ido conociendo a través de ‘La Información’.

Uno de los números más relevantes son los 174 millones de euros que KKR, Torreal, Safra, Artá y Altamar prevén repartirse en forma de dividendo una vez consumen la toma de control sobre Telepizza. Con esa cifra recuperarán prácticamente el 17% del dinero en que valoran el 100% de la cadena de pizzerías (600 millones). Los compradores han detectado margen para ese autopago con una caja próxima a los 35 millones de euros y ven factible apalancar más a Telepizza desde los 200 millones de deuda bruta que tenía registrada a cierre de 2018.

Ese margen de mejora es el que ha atraído a fondos como Polygon, Blackwell, pero también a otras gestoras Highclere (2,5%), Oddo (4,5%), o Perpetual (3%). Hay otro grupo de fondos que se han posicionado inicialmente en favor de la opa de KKR y controlan el 12,7% de las acciones. Se trata de la gestora Santander Asset Management (5,26%), Alliance Bernstein (3,21%), Formuepleje (1,96%) y Axxion (2,3%).

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios