Décima alza mensual en enero

Hipotecas más caras: el Euríbor volverá a cotizar en positivo antes del final de 2019

El índice de referencia de las hipotecas cerrará enero con un promedio mensual del -0,119% tras su mayor racha alcista desde 2007.

Euribor
El Euríbor mantiene su tendencia al alza por décimo mes. / - Archivo

El Euríbor a doce meses cumple este enero 24 meses consecutivos en terreno negativo. La anomalía que registran los tipos de interés ha provocado que el interés de los préstamos entre bancos sea negativo. La referencia de las hipotecas a tipo variable en España vislumbra su regreso a números positivos tras diez meses consecutivos de ascensos. Este Euríbor, a falta de tres jornadas para el cierre mensual, cerrará enero con un promedio del -0,119%, su nivel más alto desde abril de 2017.

El índice no dibujaba una curva alcista similar desde 2007, aunque entonces se movía en niveles superiores al 4% y la crisis de crédito apenas echaba a andar. Tras las bajadas de tipos del Banco Central Europeo (BCE) y, sobre todo, tras la puesta en marcha del programa de compra de deuda en 2015, el Euríbor se metió en negativo. Hasta ahora. El ritmo de subidas del indicador proyecta su entrada en positivo, si sigue al mismo ritmo que los últimos meses, para la próxima Navidad.

Pese a que el Euríbor está en negativo, los diferenciales que aplican los bancos a la hora de contratar las hipotecas variables han impedido en todo este tiempo que la devolución de los préstamos sobre vivienda saliese gratis a los hipotecados. No obstante, la cuantía de los intereses se ha reducido al mínimo en los dos últimos años en las cuotas de amortización de capital. Para aquellos que revisen su hipoteca en enero la subida de la cuota será testimonial. Teniendo en cuenta un préstamo de 100.000 euros a 20 años, con un diferencial del 1%, el incremento será de unos 4 euros al mes o 48 euros anuales.

Perspectivas para el euríbor

Gran parte de las previsiones del Euríbor para los próximos meses tienen que ver con lo que decida el BCE en sus próximas reuniones. El pasado jueves, la institución europea optó por mantener el precio del dinero en el 0% e insistió en que seguirá así, al menos, hasta después del verano. Sin embargo, las expectativas de subidas de tipos este año se han enfriado por la desaceleración económica.

El propio BCE ha revisado a la baja sus previsiones de inflación y de crecimiento económico este año y el que viene. En concreto, el escenario que maneja el panel de expertos que consulta el banco central sitúa la tasa de inflación en 2019 en el 1,5% y el 1,6% para 2020, una décima menos que la previsión anterior. La previsión de crecimiento del PIB se ha rebajado en tres décimas, hasta el 1,5%, mismo porcentaje que para 2020. Mario Draghi aseguró en la rueda de prensa del jueves que la inflación mejorará en cuanto se trasladen los efectos de las subidas de salarios que se están produciendo en varios países del euro. “Es una cuestión de tiempo”, dijo. La pregunta que todos se hacen es... ¿Cuánto tiempo?

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios