La gestora Horos acusa la crisis 'value': los fondos, en rojo desde su nacimiento

  • La firma fundada por los antiguos gestores de Metagestión cumple un año y medio y los resultados positivos no terminan de llegar. 
Evolución de los fondos de inversión de Horos
Evolución de los fondos de inversión de Horos

La crisis 'value' está afectando a la mayoría de gestoras de fondos que siguen esta filosofía de inversión. Francisco García Paramés con Cobas, Bestinver, Azvalor, Metavalor... todas ellas se sitúan en el vagón de cola este curso y no logran batir a sus índices de referencia. Horos no es la excepción y la firma de los antiguos gestores estrella de Metagestión, como son Javier Ruiz, Alejandro Martín y Miguel Rodríguez, no atraviesa por su mejor momento. Sus dos fondos no solo arrojan pérdidas desde su nacimiento sino que no logran batir a sus índices. 

Los fondos de inversión de Horos fueron registrados en la CNMV hace poco más de año y medio (21 de mayo de 2018) y desde su nacimiento están en negativo. El Horos Value Iberia cede cerca de un 10% desde que se registrara a mediados de mayo de 2018, frente al 4% que cae el IGBM Total Return (80%) y PSI (20%). Por su parte, el Horos Value Internacional retrocede un 14% y su índice de referencia, el MSCI Acwi Net TR no solo no cae sino que avanza un 15%. Es decir, le saca una ventaja de casi 30 puntos porcentuales. 

Esta radiografía podría cambiar a largo plazo ya que el horizonte temporal para 'evaluar' este tipo de productos es mucho más amplio. Los gestores de la firma, dentro del objetivo de sus fondos señalan que buscan "ofrecer una rentabilidad adecuada a largo plazo a sus partícipes", a la vez que destacan que "debido a la volatilidad de los mercados, los fondos no son recomendables para inversores con un plazo de inversión de menos de cinco años". 

Los gestores de Horos invierten parte de su patrimonio en los productos de la propia firma, algo habitual en otras gestoras 'value' que se identifican con esa filosofía más presente en Estados Unidos como es el  'skin in the game' (jugarse el pellejo). De hecho, en la propia web de la firma se aprecia como su director de Inversiones, Javier Ruiz, suscribía el pasado 2 de diciembre participaciones en el Horos Value Iberia y el Horos Value Internacional. Por su parte, Miguel Ángel Rodríguez lo hacía en el Horos Value Internacional el 21 de noviembre. Claro síntoma de que el convencimiento en su trabajo y en la cartera es total.

Javier Ruiz, en la carta del tercer trimestre remitida a sus partícipes, hacía mención a que la filosofía 'growth' se estaba imponiendo a la 'value'. "El dinero de los inversores sigue fluyendo hacia la certidumbre, a cualquier precio, y huyendo de las empresas más ilíquidas y/o más cíclicas, pese a lo atractivo de su valoración". No obstante, no escondía la mala evolución de sus productos al destacar que "esta situación está causando una rentabilidad relativa (y absoluta) insatisfactoria en nuestras carteras en el corto plazo, pero, sin embargo, contribuye a generar grandes oportunidades de revalorización para el largo plazo". 

Los gestores de la firma hacían mención a que debían huir de las 'modas' aunque sea muy confortable seguirlas a la vez que destacaban su principal objetivo: "maximizar la rentabilidad (en el largo plazo), minimizando el riesgo en el que incurrimos". El mensaje de cautela y de paciencia era claro para sus partícipes ya que "los frutos que estamos sembrando (nuestros potenciales están en máximos históricos), terminarán recogiéndose". 

El tiempo dirá si esos frutos llegan pero su trayectoria en Metagestión, su antigua casa, estaba avalada por los resultados. Su fondo estrella, el Metavalor, se anotaba una rentabilidad acumulada superior al 960% en las tres últimas décadas (se trata de uno de los fondos más antiguos de renta variable España) mientras que el fondo de renta variable global, Metavalor Internacional, avanzaba un 125% durante los últimos seis años. De hecho, su producto de bolsa española era el segundo más rentable de toda la industria española hasta su salida gracias a una rentabilidad anualizada del 16,43%, solo superado por el Santander Small Caps España de Lola Solana, que rentaba un 17,09%. 

Mostrar comentarios